Tomates verdes fritos

Yo no soy quien para criticar ni menospreciar el trabajo de una persona que ha dedicado mucho tiempo de su vida a escribir una novela, en la cual ha dejado una parte de su ser. Por eso mismo, soy de las que piensan que no existen libros malos, sino malos momentos.

Muchas veces despreciamos un libro y no lo acabamos (o lo leemos de mala gana porque a los lectores empedernidos a cabezotas no nos gana nadie) y sentimos que el libro nos ha defraudado  Yo hace mucho decidí que era mejor dejarlo para otro momento, en vez de obligarme a mi misma a acabarlo, porque luego al final no me iba a gustar y al fin y al cabo ,todo libro se merece un respeto.

Libros que en ocasiones no soportas, al volverlos a tomar varios años después (puede que incluso habiéndolo intentado muchas veces más), se pueden acabar convirtiendo en grandes amigos que con el tiempo recordarás con cariño. 

Una de las novelas con las que me ha ocurrido esto es con la maravillosa historia de Tomates Verdes Fritos. 
La empecé infinidad de veces, y la abandoné otra infinidad de veces, cada vez quedándome más atrás en la historia  en vez de conseguir avanzar más. Pero un día de esos en los que no tienes nada que leer, decides dar un paseo por tus viejas estanterías llenas de libros y polvo y la vi, y decidí volver a darle una oportunidad. Y esa vez lo conseguí. Y devoré esa  novela que tanto había costado que me gustara. Tal vez porque era más madura, o porque ya había leído más y eso me había hecho crecer como persona, quien sabe por qué, pero esa vez comprendí que en ese libro se escondía una dura crítica a la sociedad, que había más que una simple historia de amor, que había sufrimiento y miedos; y adoro las novelas que me abren los ojos y me descubren la vida desde otro punto de vista. 




Título: Tomates verdes fritos
Autor: Fannie Flagg
Editorial: Círculo de lectores
Año: 1993
ISBN: 84-226-4398-7
Número de páginas: 411


Evelyn es una mujer de mediana edad que vive frustrada por su gordura y por la incomprensión de su marido. Los intentos por recuperar su autoestima chocan con su educación tradicional que la ha mantenido desde niña en una actitud de resignación y pasividad. Pero un día conoce a Ninny Threadgoode, una anciana dulce y lúcida, que comienza a narrarle las historias de su pueblecito natal, Whistle Stop, en Alabama, y las vidas de dos mujeres fascinantes, Idgie y Ruth. Con su sabiduría natural y un prodigioso sentido del humor, Ninny y sus relatos se van convirtiendo en la fuente de fuerza y estímulo vital que Evelyn necesitaba para dar un giro definitivo a su existencia.
Una fábula rotunda contra el racismo y la violencia. Una historia deliciosa sobre la amistad, el amor y los tomates verdes fritos.


En la novela se van mezclando dos historias. Por un lado la de Evelyn, que se siente atrapada en una vida aburrida y de la que no sabe como salir. Siempre haciendo caso a las normas sociales, a su educación, sin ser capaz de hacer nada por ella misma, sino siempre pensando en los demás. 

“De jovencita se había mantenido virgen para que no la llamasen putón; se había casado para que no la llamasen solterona; había fingido orgasmos para que no la llamasen frígida; había tenido hijos para que no la llamasen estéril; no se había hecho feminista para que no dijesen que odiaba a los hombres ni la llamasen tortillera; y nunca se había sulfurado ni levantado la voz para que no la llamasen arpía…”

Junto a ella nos daremos cuenta de que a veces es necesario no tener miedo de los cambios y que un BASTA YA A TIEMPO, es necesario para poder seguir con nuestra vida. Junto a ella gritaremos el maravilloso nombre de TOWANDA (no diré más de este nombre, tenéis que leerlo ;)).

Por otro lado, nos encontramos con los personajes del pasado, Ruth e Idigie, que no solo cambiarán de una manera irremediable la vida de Evelyn, sino que nos harán ver la vida de otro modo. Nos demuestran que da igual  la forma de amar o de vivir, que no importan las banderas ni los colores, sino solo las personas,  y de que nosotros mismos tenemos que escoger nuestra propia forma de vivir sin importarnos lo que los demás piensen de nosotros. 

Una novela llena de valores, ideas y sentimientos que nos obliga a pararnos y hacernos reflexionar si de verdad hemos avanzado tanto en la historia como creemos. Una historia de blancos y negros, que convierte al racismo en un eje muy importante de la historia, que a día de hoy (aunque pensemos lo contrario) sigue siendo una de las lacras de nuestra sociedad. 

También es un historia llena de relaciones humanas (amor, amistad...)  y de la lucha constante por superar los problemas que surjan en nuestra vida. Una historia de amor que se crea entre dos mujeres. Una condena injusta a un hombre de color, la lucha de la liberación de la mujer, el rechazo de la homosexualidad... Como podéis ver, uno de esos libros que hay que leer porque nos hace pensar y darnos cuenta de que tal vez no estamos tan avanzados como pensamos. 


Una lucha de mujeres, una novela llena de fuerza que nos hace darnos cuenta de que SIEMPRE hay que luchar para conseguir nuestra libertad y de que nadie, nunca, nos va a regalar nada. Y nunca nunca lo olvidéis:
                                                TOWANDA




3 comentarios :

  1. La verdad eso me pasa a mi con dos libros que tengo en la estantería que aun no he sido capaz de leer (los escritores españoles tienen algo que no me acaba de llamarme).
    No conocía este libro pero lo cierto es que tiene algo que lo pinta muy bien. No se me gusta, lo apunto haber si lo encuentro :)
    Un beso, me paso ♥
    http://dondeelinfinitotocaelsuelo.blogspot.com.es
    ⏃Desde Gallifrey a Hogwartsϟ

    ResponderEliminar
  2. No he leído este libro, es mas, tampoco he visto la película, o quizás si, no me acuerdo XD Así que tendré que fiarme de tu análisis del libro :D
    No se, tal y como lo pintas, quizás sea un libro muy apropiado, precisamente para la época en la que vivimos... en la que parece que las nuevas generaciones de mujeres están olvidando, que os ha costado muchos años de pelearlo, pasar de ser objetos inmuebles a personas independientes...

    Por supuesto, estoy generalizando, hay muchas excepciones, y son precisamente esas las que merecen la pena... el problema esta precisamente en seguir siendo la excepción, en vez de ser la regla, que es hacia lo que deberíais de avanzar...

    Pero bueno, voy a dejar de romper lanzas en favor de la igualdad XD a ver si va a cambiar algo... que al fin y al cabo, eso a mi me viene peor :P

    ResponderEliminar
  3. Estoy contigo en lo de aparcar los libros si no es el momento de su lectura, pues de lo contrario (como bien dices) la sensación que nos producen es negativa.
    No he leído esta novela, pero sí he visto la adaptación cinematográfica de la misma (ya sé que siempre es mejor el libro) y me pareció una hermosa historia de amistad. Es una de mis pelis favoritas, no sé si es fiel al libro o no.
    Un besito!
    Ah! me ENCANTA tu blog!!!! ;)

    ResponderEliminar