El fin de una GRAN aventura

Hace unos meses decidí adentrarme en el mágico mundo de El Señor de los Anillos. Decidí darle una oportunidad a unos libros que empecé hace años y no fui capaz de terminar ya que no me engancharon. Y ahora muchos años después he conseguido leer esta trilogía, que ha resultado ser una de las mejores aventuras que he tenido el placer de leer a lo largo de mi vida como lectora. Y hace unos días llegué al final de esa aventura. Un final que me hizo llorar, pues a lo largo de los tres libros les coges cariño a todos y cada uno de sus protagonistas, incluso a Frodo (que mira que me he quejado de él a lo largo de las anteriores reseñas). Y me dio pena ver cómo se acercaba el final, ver que esas páginas acababan, y que aunque está claro que algún día volveré a leerlas ya no será como la primera vez. Hacía tiempo que no me encontraba con un novela que me dejara esa sensación de vacío al acabarla, y me temo que no estaba del todo acostumbrada. 














«Los ejércitos del Señor Oscuro van extendiendo cada vez más su maléfica sombra por la Tierra Media. Hombres, elfos y enanos unen sus fuerzas para presentar batalla a Sauron y sus huestes. Ajenos a estos preparativos, Frodo y Sam siguen adentrándose en el país de Mordor en su heroico viaje para destruir el Anillo de Poder en las Grietas del Destino.»


Bueno, más que hablar de este libro en concreto, que creo que volvería a ser un poco repetitivo con respecto a las reseñas anteriores voy a hablar del conjunto de la historia. 

El desarrollo es simplemente maravilloso. Y si conseguimos pasar de las páginas iniciales del primer libro (que son quizá demasiado descriptivas) llegaremos a un punto donde nos comienzan a contar una historia como nunca hemos imaginado. Una historia donde se juntan seres procedentes de diversos mundo, cada uno de ellos con su propia historia, reyes, mitos, y leyendas. Cada uno con sus diversas maneras de vivir y con diferentes intereses para llevar a cabo una gran lucha contra las fuerzas del mal. 

Para mi gusto, lo mejor de la obra son la cantidad de sentimientos y valores que te abordan con su lectura, esos sentimientos que no sólo varían página tras páginas, sino dependiendo de los personajes. 

Con Frodo y Sam sentimos el miedo que ambos tienen, el miedo de saber que son la última esperanza para todos y el miedo a no saber si cumplirán su misión. Con Gandalf nos queda la esperanza. La esperanza de creer en Frodo, la esperanza del que El Bien siempre gana, y de que aunque parezca imposible y apenas queden opciones podemos conseguir vencer a nuestros enemigos. Con Aragorn sentimos la persistencia, las ganas de lucha, no renunciar nunca a nada, porque pase lo que pase, aunque todo se encuentre perdido, la única manera de ganar es seguir luchando, aunque creamos que sea inútil.  Con Éowyn la fuerza. Fuerza que nos hace darnos cuenta a las mujeres que no importa que nos subestimen, que los hombres crean que somos inferiores, que no podemos luchar... Que nosotras muchas veces tenemos el coraje que a ellos les falta y que podemos conseguir incluso derribar al enemigo más fuerte por nosotras mismas, sin necesidad de que nadie nos proteja. Con Legolas y Gimli, conocemos el verdadero significado de la amistad. Amistad que traspasa los odios que ambas razas sienten hacia la otra, una amistad que dura más allá de esta increíble aventura. Y con Gollum, conocemos la desesperación. 

Y podría seguir así con todas y cada uno de los personajes de la novela, todos nos muestran valores importantes a tener en cuenta, pero para mí estos han sido los más importantes. Sobre todo Éowyn, teniendo en cuenta que a lo largo de El Señor de los Anillos apenas salen mujeres. Me llamó mucho la atención que una de las pocas que salían se le pusiera ese valor, y no se dedicara su personaje a ser únicamente la princesita encerrada en el castillo que tiene que esperar plácidamente en el tejiendo mientras fuera se libra la batalla más grande jamás contada. 

A pesar de su extensión es una obra maravillosa, que todos deberíamos de leer al menos una vez. Ya sea por la historia, o por conocer a todos y cada uno de los maravillosos personajes que se esconden en su interior. Adentraros sin miedo en el mágico mundo de La Tierra Media.

Valoración personal: 5/5




10 comentarios :

  1. No me van ni los libros ni las películas, pero me alegro de que hayas disfrutado tanto con su lectura :D

    Besoooooooos =)

    ResponderEliminar
  2. Eowyn es uno de mis personajes preferidos de la literatura, y a riesgo de que mucha gente se enfade, diré que no soporto a Arwen. En fin, que adoro este libro. Me alegro de que hayas disfrutado tanto con él. El Señor de los Anillos es una de mis debilidades desde la adolescencia, y creo que ya mismo va tocando una relectura.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  3. Muchas veces he intentado leer el primer libro, pero no puedo con él... Así que lo doy por imposible!
    Un besito!

    ResponderEliminar
  4. Lo leí hace ya cerca de 10 años y me gustó mucho, aunque no soy muy amiga de las grandes descripciones que es lo que tiene El señor de los anillos (además de un sinfín de cancioncillas jeje).

    Me alegra que lo hayas disfrutado.

    Un besiño

    ResponderEliminar
  5. He visto la peli, pero no creo que lea la novela. Lo siento, no me atrae este tipo de literatura. Besos.

    ResponderEliminar
  6. Buenas! yo he visto todas las películas y ya sé que en la peli se inventan muchas cosas para hacerla algo más comercial y también que el libro se hace muy denso por el detallismo en las densas descripciones del paisaje y demás...

    Leerlo no creo que lo lea... en cambio El hobbit sí que me apetece más.

    besos

    ResponderEliminar
  7. Me alegro un montón de que te gustara la saga.
    Un beso ^_^

    ResponderEliminar
  8. Que gran libro, que gran saga! Que personajes mas maravillosos :D
    Tolkien no escribio un libro, creo todo un universo, desde los detalles mas grandes a los mas pequeños.
    No se ha vuelto a hacer nada así, prácticamente todas las novelas que he leido de fantasía (Con honrrosas excepciones, claro) se basan en el universo de Tolkien, con más o menos cambios, pero la base está ahí.

    ResponderEliminar
  9. Que gran libro, que gran saga! Que personajes mas maravillosos :D
    Tolkien no escribio un libro, creo todo un universo, desde los detalles mas grandes a los mas pequeños.
    No se ha vuelto a hacer nada así, prácticamente todas las novelas que he leido de fantasía (Con honrrosas excepciones, claro) se basan en el universo de Tolkien, con más o menos cambios, pero la base está ahí.

    ResponderEliminar