Nadie como tú

Bueno, para mí queda inaugurada la temporada de verano. Y por ello, el inicio de lecturas “románticas fresquitas” como yo las llamo. Esto es que en verano, no me apetece mucho pensar, para que os voy a engañar. Lo paso muy mal con el calor, así que prefiero optar por lecturas románticas normalitas, que terminen bien. Eso es lo más importante. Los finales felices, los dramones y las tristezas, mejor dejarlas para el invierno. Así pues, mi temporada, se ha inaugurado con Y de repente tú.






Camryn está convencida de que los pasos que está dando hacia su vida adulta están yendo en la dirección correcta. A pesar de todo, a veces le gustaría vivir algo diferente y sumergirse en una aventura, sobretodo desde que su gran amor falleciera en un accidente. Justo antes de que su nueva vida empiece, Camryn sufre un traspié y todo cambia de repente: Natalie ya no es su amiga, no tiene casa donde vivir y eso la lleva a tener que volver a ser dependiente de su madre.Se da cuenta de que no está viviendo la vida que quiere y no puede dejar pasar el tiempo.Camryn llega a la estación de autobuses y sin ni tan siquiera proponérselo se sube al primero que sale. Allí conoce a Andrew. A medida que el camino avanza, charlan, ríen, se conocen y se dan cuenta de que son más parecidos de lo que creen. Juntos descubren la importancia del momento, cómo vivir el presente y ser mucho más que cómplices para sentir el amor con todo cuanto implica estar plenos y vivos, con dolor yfelicidad. Solo ese amor podrá desafiar sus temores y vencerlos más allá de la vida y la muerte.

Quizá no ha sido mi mejor estreno en este tipo de novelas. Normalmente, a pesar de saber que no son grandes historias, siempre me gustan, porque me resultan novelas muy realistas. Esta la elegí por ese motivo. Dos personas que se sienten solas, que necesitan desconectar y pensar sobre el rumbo que llevan sus vidas, para descubrir qué hacer a continuación, cuál va a ser el siguiente paso a dar.
Creo que todos hemos sentido en algún momento de nuestras vidas esa necesidad. Cuántas veces no habré pensado en coger el primer tren que pasa (yo soy más de trenes) y marcharme lejos, con sólo una mochila, mi ipod y unos cuantos buenos libros como única compañía. Pero al final nunca lo he hecho. Algún día lo haré. Creo que todos tenemos que emprender un viaje en solitario en la vida. Y por eso me gustó esta novela, porque para hacer eso considero que hay que tener mucho valor, y nuestros protagonistas lo tienen. Se embarcan solos en una pequeña gran aventura. La aventura que cambiará sus vidas para siempre.

¿Qué podía fallar con algo que se inicia como un viaje de autodescubrimiento personal? Pues la relación de amor. Si la historia hubiera sido una relación de amistad la historia habría sido perfecta, pero tenemos la manía de crear historias de amor donde no se necesitan, sobre todo por las personalidades de nuestros protagonistas. Ella la cosa más petarda e insulsa del mundo. Él que se enamora sin motivo aparente de una persona que es la cosa más sosa del mundo, que se ve que no tiene aficiones por nada, a la que ni siquiera le gusta la misma música que a él… Pero supongo que eso es lo que hace el amor, hace que veamos extraordinaria a la persona más ordinaria. Y eso es bonito. Pero me gustan que las historias de amor se desarrollen, tengan un algo por lo que los protagonistas se gusten. No me gusta el “Oh qué guapo es” y el “oh qué guapa es”, y ya está, nos enamoramos. Me gusta que haya un poco más de desarrollo.

Y bueno hasta aquí, mi crítica. Tenía que criticar la relación de amor que se establece entre esos dos, porque no me ha gustado. Y no voy a hablar sobre el final, irreal a más no poder. ¿Pero de qué viven? ¿Eso dónde se explica? Uff… me enfadé un poco.

Quitando esa historia de amor aburrida a más no poder, el resto del libro es muy decente; con una historia que nos empuja a vivir el momento, a ser felices con lo que tenemos, y en caso de no serlo, nos hace salir a buscarlo. A buscar ese momento, ese lugar, ese alguien que cambie por completo nuestra forma de ver y sentir, de vivir en el mundo. Como ya digo, si no hubiera habido una historia de amor tan tontita, el libro hubiera estado mucho mejor.

En definitiva, reconozco que la lectura se hace amena y entretenida. Cumple el objetivo de novela romántica ¿creíble? fresquita con la que no pensar mucho en nada. Ideal para las tardes de verano en la playa/piscina.

Valoración personal: 3/5

 

La reina roja

Pues no sé por qué hace unos meses me decanté por la lectura de este libro. Últimamente había decidido darme un respiro de niñitos de 17 años que tienen que salvar el mundo. Pero esta historia en concreto me llamó la atención, y sentí que en su interior había algo que valía la pena. Y no me equivoqué. Me cautivó.





Ambientada en un reino imaginario, esta novela nos muestra a una sociedad dividida por el color de la sangre. Por un lado está la gente común que tiene sangre roja; por el otro tenemos a aquellos que poseen sangre plateada y que tienen habilidades sobrenaturales. Estos últimos forman una élite cerrada y llena de privilegios. La protagonista es Mare, una chica de sangre roja que sobrevive en medio de la pobreza realizando pequeños robos. Cierto día, el azar la lleva a la corte. Allí demuestra tener poderes especiales, los cuales resultan insólitos para alguien del pueblo. Ello la convierte en una anomalía que llama la atención del mismísimo rey. Éste desea aprovechar en su beneficio los poderes de la joven y la hace pasar por una princesa, quien supuestamente se casará con uno de sus hijos. Una vez en la corte, Mare se convierte en parte del mundo de plata y, de manera secreta, ayuda a la Guardia Escarlata, un grupo que prepara una rebelión.


La novela es bastante previsible, eso no lo podemos poner en duda, pero aún así la historia me gustó bastante. No quiero tampoco confundir, a pesar de que la historia se hace bastante previsible, a lo largo de la misma tenemos dudas sobre quién está engañando a quién, sobre si el que pensamos que es malo lo es y si traicionará al final a nuestra pequeña protagonista. Porque aunque sabemos que lo hará, una parte de nosotros no quiere creerlo, porque es un personaje encantador, quizá demasiado encantador, lo cual ya nos hace dudar de que no puede ser trigo limpio. Pero a pesar de ello, el saber más o menos lo que va a ocurrir, no nos impide seguir leyendo, por lo menos a mí. 


No tiene una historia de amor empalagosa, de hecho yo considero que es algo que está en un segundo plano, al contrario de lo que suele pasar con otras novelas de este tipo. Esto ya es un punto a favor de esta novela. De hecho, por mi parte al menos, no queda claro si hay un triángulo amoroso, un cuarteto o nada y sólo hay poco de atracción física... Espero que este hecho lo desvelen en futuros libros, porque en este punto yo no me he enterado de nada. 

Los personjes me han gustado, los he visto muy bien definidos, no me han parecido personajes planos para nada y la protagonista, al menos en esta primera novela, no se ha convertido en un personaje odioso al que esás odiando toda la maldita novela. Sólo la empiezas a odiar hacia el final, cuando empiezas a decir, cada dos páginas más o menos "Esta chica es tonta" "pero qué hace??" "Pero piensa un poco antes de actuar, pesada". Pero creo que esto ya es un clásico en este tipo de noveles. ¿Qué sería de la novela juvenil si no odiáramos todas y cada una de las decisiones de nuestra/o protagonista? Creo, sinceramente, que no sería lo mismo. 

El mundo creado por la autora me ha parecido muy entretenido, no voy a decir original, porque no sé por qué mientras leía me daba la sensación de que ya había leído sobre cosas de estas, pero sí que te engancha y quieres conocer todas las curiosidades de ese mundo. Los poderes de los diferentes personajes que intervienen, las normas, las políticas por las que se rigen, las traiciones entre unos y otros...

En definitiva un buen libro con el que pasar un buen rato. Yo por mi parte, estoy deseando leer el segundo. Espero hacerlo pronto.


Opinión personal: 3/5



Yo antes de ti

Para intentar leer algo, decidí tirar por una comedia romántica. Además, ahora con el buen tiempo y el veranito es el tipo de lecturas que me apetecen, que no me hagan pensar y con las que pasar un buen rato. Pues bien, yo que buscaba divertirme, me he leído un dramón de los que hacen historia.




Louisa Clark sabe muchas cosas. Sabe cuántos pasos hay entre la parada del autobús y su casa. Sabe que le gusta trabajar en el café Buttered Bun y sabe que quizá no quiera a su novio Patrick. Lo que Lou no sabe es que está a punto de perder su trabajo o que son sus pequeñas rutinas las que la mantienen en su sano juicio.

Will Traynor sabe que un accidente de moto se llevó sus ganas de vivir. Sabe que ahora todo le parece insignificante y triste y sabe exactamente cómo va a solucionarlo. Lo que Will no sabe es que Lou está a punto de irrumpir en su mundo con una explosión de color. Y ninguno de los dos sabe que va a cambiar al otro para siempre.  


Yo antes de ti reúne a dos personas que no podrían tener menos en común en una novela conmovedoramente romántica con una pregunta: ¿Qué decidirías cuando hacer feliz a la persona a la que amas significa también destrozarte el corazón?

A partir de ahora, juro y prometo leer todas las sinopsis de todos los libros que me encuentre porque cuando busco comedias romanticonas busco eso, comedias romanticonas. El libro me ha gustado, reconozco que, a pesar de no ser lo que me esperba me ha mantenido en vilo durante todas las páginas. No quería llegar al final, no quería leer lo que todos sabemos que vamos a leer desde la página 5. Y aún así, he seguido leyendo, no podía dejarlo. Tenía que conocer el destino de Will y Louisa.


Los personajes han sido perfectamente imperfectos. Nuestra Louisa es la típica chica normal, la que te encuentras en cualquier lado, esa que puedes conocer, porque puedes ser tú. Una persona con miedos y sueños, pero sin la fuerza suficiente para cumplirlos, para dar un paso más allá, para salir de su pequeño mundo de confort al que se ha acostumbrado. Es difícil no empatizar con nuestra protagonista.

Y luego está Will. No sé. La historia de amor no me ha llegado a hechizar. Pienso que Will es el instrumento necesario para que Louisa decida vivir de una vez. Y el libro nos pone en la horrible situación en la que nos hace darnos cuenta, que a veces, para que a una persona le pase algo bueno, a otra le tiene que pasar algo terrible. Porque Louisa necesita de Will para dar un paso adelante y decidir cambiar de vida, estudiar. Si la situación de Will no hubiera sido la que es en la novela, Louisa no sería capaz por ella misma de seguir su camino, porque nunca se hubieran conocido. Y eso me parece muy duro. Lo más duro de toda la novela, y lo que me ha roto el corazón. Que lo que se va a convertir en lo mejor de tu vida, sea también lo peor de tu vida.


Una novela preciosa, para pensar, y para darnos cuenta de que sólo existe una vida, que tenemos que vivirla al máximo, porque el destino, no da segundas oportunidades.









Valoración personal: 4/5


Los caminantes

Llevo un año un poco apático de lecturas. Nada me engancha, todo lo dejo a medias, me aburre todo lo que leo. Menos mal que esta novela mejoró un poco esto, y me volví a animar con la lectura, llegando después otro par de novelas bastante interesantes que os reseñaré en la mayor brevedad posible. Más que nada porque tras mi última lectura vuelvo a mi etapa apática. Esperemos que se pase y que encuentre pronto el libro que me permita cambiar eso. 








 
Nadie sabía cómo había empezado todo, exactamente. El mundo se había desestabilizado mucho antes de que ningún científico hubiese podido dar alguna explicación. Ningún programa de televisión aguantó el tiempo suficiente como para teorizar sobre el problema. Al principio podías verlo en la televisión. Hablaban sobre ello - muy poco al principio, pero luego cada vez más; en la televisión basura de la noche, en los programas nocturnos líderes de audiencia, hasta que ya no se hablaba de otra cosa y la noticia del año lo inundaba todo. Los caminantes supone el inicio de una de las sagas de zombis más conocidas en castellano. Fuente: Lecturalia

He leído pocos libros de esta temática, pero, según los leo, más me gustan. Lo que más me gusta de este género siempre es el inicio. El desconcierto de nuestros protagonistas ante lo que está ocurriendo, el desconocimiento de los sucesos que se producen a su alrededor, la desconfianza, la negación, los recuerdos de otros tiempos más felices, el miedo, y, por último la supervivencia. Y, sinceramente, esta última parte es la que me aburre. Me aburre que finalmente sean más malos los humanos que los zombies, que sea la humanidad el verdadero peligro. Me cansa, me agota y me aburre. Con los cómics de Walking Dead y sus dramas  ya tengo bastante.

Sin embargo, por eso mismo, este libro me ha gustado mucho. Sí, de nuevo los humanos somos lo peor de lo peor, en serio, por qué no nos exterminan de una vez, somos unos seres horrorosos. Pero (me encanta cuando hay peros) en la novela se nos cuenta la historia de diversos personajes. Por ello, vivimos varias veces los primeros avances de los zombies, lo que sienten al principio, el desconocimiento, el tener que hacer algo para conseguir sobrevivir… y por eso me ha encantado. La verdad que ando loca por conseguir el siguiente, pero estoy dejando reposar porque lo cierto que tuve unas cuantas pesadillas con este libro. Sí, yo. Que adoro las pelis de miedo, que me he visto toda la filmografía terrorífica del mercado (la mayoría auténticas bazofias), tuve unas cuantas pesadillas con esta novela. Y, qué queréis que os diga, lo que mejor que puede pasarte con una novela, es que nos marque de algún modo. Y para mí esta novela marca un antes y un después en mis futuras lecturas sobre el género de zombies. 

 
Valoración personal: 3/5