Inferno

Como siempre que van a estrenar una película basada en una novela, primero me surge una necesidad abrumadora de leer el libro.¿Por qué?. Porque si primero veo la película pierdo el interés por la novela, y por ello intento no ver las películas hasta que me leo los libros.

Con Dan Brown he tenido y tengo una relación de amor-odio. El código Da Vinci nunca me llegó a convencer, sin embargo ante Ángeles y Demonios caí rendida. El símbolo perdido nunca fui capaz de terminarlo. Por eso no me aventuré a leer este libro. Pensé que sería de los que no me gustan. Pero cuando vi el tráiler decidí que quería ver la película y antes que eso tenía que leer la novela.


 

En el corazón de Italia, el catedrático de simbología de Harvard Robert Langdon se ve arrastrado a un mundo terrorífico centrado en una de las obras maestras de la literatura más imperecederas y misteriosas de la historia: el Infierno de Dante.

Con este telón de fondo, Langdon se enfrenta a un adversario escalofriante y lidia con un acertijo ingenioso en un escenario de arte clásico, pasadizos secretos y ciencia futurista. Apoyándose en el oscuro poema épico de Dante, Langdon, en una carrera contrarreloj, busca respuestas y personas de confianza antes de que el mundo cambie irrevocablemente.
No me arrepiento de su lectura. De lo único de lo que me arrepiento es de no haber leído este libro tan fascinante antes. Lo primero de todo es que la temática me atrae muchísimo. Yo llevo mucho tiempo comentando con mis amigos el que, para mí, es el mayor problema de la humanidad: la superpoblación. No tenemos más que ver algún que otro documental para darnos cuenta de esto. O mejor, pasear una tarde de navidad por las calles de Madrid. Y sólo por tratar esta temática la novela me ganó.

Además, el inicio de la historia no puede ser más perfecto. Nuestro compañero de aventuras, Robert Langdon, se encuentra en un estado temporal de amnesia por lo que, al igual que le ocurre a él, no nos enteramos de nada de lo que va sucediendo, y necesitamos leer y leer más para enterarnos de qué está pasando.

Además, de verdad os lo digo, la novela me puso en una seria situación de debate moral y emocional. Por un lado, estoy en contra de la plaga, pero por otro lado, te muestran cómo está la sociedad, ves hacia donde estamos evolucionando (todo ello acompañado de gráficos reales de la OMS) y piensas que no es tan mala idea... Y simplemente por pensar eso, te sientes mala persona...

Y eso es lo que tenemos que pedir de las lecturas. Que nos hagan pensar. Que nos hagan reflexionar. Que nos hagan ver lo bueno y lo malo de todas las acciones. Que los malos tengas motivaciones (que no sea sólo, quiero acabar con la humanidad porque me apetece). Porque sí, porque el antagonista de esta novela será muy malo, intenta hacer algo horrible, pero cree en una causa, nos razonan durante las páginas por qué quiere hacer lo que va a hacer y lucha por la causa. Por una causa que él ve justa. Aunque nunca debemos olvidar que el fin no justifica los medios. Hace mucho que no leo a un malo tan organizado y creíble como el que nos propone Dan Brown. Y porque sí, la novela me ha encantado. No quiero contar más porque la estropearía, así que, venga, a leer todo el mundo.

Valoración personal: 4/5

 


Brooklyn

No conocía de la existencia de esta novela hasta que la vi estrenada en cines. Cuando vi el trailer de la película me gustó muchísimo y decidí que antes de ver la peli, quería leer el libro. Parecía una gran historia de amor, de una mujer fuerte, que dejaba su vida para embarcarse rumbo a lo desconocido para conseguir tener una vida mejor a la que aspiraba. Pero para mí, el resultado fue un libro soporífero e infumable, que a día de hoy, aún no sé ni cómo fui capaz de terminar. 




En un pequeño pueblo del sudeste de Irlanda, Ellys Lacey es una chica de familia humilde que, como tantos otros, no encuetra trabajo, de modo que, cuando se le ofrece un puesto en Norteamérica, no duda en aceptarlo. Poco a poco, Ellys se abre paso en el Brooklyn de los años cincuenta y, a despecho de la nostalgia y los rigores del exilio, encuentra incluso un primer amor y la promesa de una nueva vida. Inesperadamente, sin embargo, trágicas noticas de Irlanda le obligan a regresar y enfrentarse a todo aquello de lo que ha huido. Novela sobre la fatalidad, el exilio, el amor o la familia, Brooklyn es una historia para siempre, dueña de un poder emocional sobrecogedor. Fuente: La Casa del libro

Lo primero por lo que no me ha gustado la novela es por la protagonista. Nunca me había encontrado con un personaje tan anodino y aburrido. Entiendo que a lo mejor en aquella época las mujeres no eran la alegría de la huerta (o sí, porque sí que aparecen personajes con circunstancias similares a la de Ellys que son más felices que ella) pero es que esta mujer es la desolación hecha persona. Es la personalidad más deprimente que he leído en años. Vamos a ver, estás en otro país, como cientos de personas, entiendo la tristeza, pero luego vive tu vida. No te líes con el primer chico que aparece en tu vida solo por aburrimiento. Porque sí, esa es la sensación que me dio a mí. Yo no vi historia de amor por ningún lado. Vi a una chica que pensó, " por qué no" y ala, con él me lío aunque no le quiera. Porque no, eso no es amor. O al menos, es lo que a mí me transmitió la historia. Sé que mucho sí ven una historia de amor, pero yo veo una historia de aburrimiento.

El punto a favor que tiene la novela, es que nos describe y aprendemos sobre el tema de la inmigración y sobre las dificultades de adapatarse a una cultura diferente. Muy interesante la vuelta de la protagonista a Irlanda, donde podemos ver como después de tanto tiempo fuera, Ellis ya no siente que ese sea su hogar, donde antes encajaba perfectamente, ahora no. En su propia casa la reciben como una extranjera. Esta se convierte, por lo tanto, en la parte más interesante de la novela.

En definitiva, una buena historia que muestra los choques culturales a consecuencia de la inmigración, con un buen retrato social de la época, que si hubiera dejado de lado las tramas románticas insípidas, hubiera sido una gran novela. 

Sobra decir que al final no vi la película, ni creo que lo haga, aunque me han dicho que está mucho mejor que el libro, lo cual no lo veo nada complicado.  


Valoración personal: 2/5






Retazos de palabras #6

Vamos con otra entrada de Retazos de palabras, esta vez, el honor recae sobre La mujer del viejero en el tiempo.

Odio estar donde ella me falta, cuando ella me falta. No obstante, soy yo quien siempre se marcha, y ella no puede seguirme.(Página 7)
 ------------------------------

—Pero ¿acaso no cree que es mejor ser extremadamente feliz durante un tiempo, aunque sea breve, aunque termine por perderlo todo, que llevar una vida mediocre? —insisto yo.(Página 273)
 ------------------------------  

—Reímos, no paramos de reír; no existe la tristeza, nadie desaparecerá, ni morirá, ni se alejará: vivimos el momento presente. Nada puede alterar nuestra felicidad, ni robarnos la alegría de ese instante perfecto.(Página 275)
 ------------------------------  

—¿No desearías poder detener el tiempo? No me importaría nada eternizar este momento..(Página 503)
 ------------------------------  

Esta noche siento que mi amor por ti existe en el mundo con mayor densidad que mi propia persona: como si pudiera subsistir después de mí y rodearte, guardarte, sostenerte.(Página 568)

Mi lista de deseos

Escribo esta reseña desde la playa… Bueno, en verdad desde la terraza del hotel en el que estoy, porque hoy ha salido uno de esos días lluviosos y tormentosos, en los que encima hace un calor de mil demonios pero uno no se puede ni bañar… Pero con un tinto de verano en la mano y unas aceitunas me he dado cuenta que hace un día perfecto para escribir. Por ello, voy a empezar con la novela que he terminado apenas hace unas horas.

Llevaba mucho tiempo queriendo leer esta novela, pero no la encontraba por ningún lado, hasta que la vi en la Feria del Libro de Madrid, y decidí que sería mi lectura playera. En la playa me gusta leer comedias románticas en las que todo sale bien y te llenan de positivismo.





Brett Bohlinger tiene un buen trabajo, un amplio loft, un novio irresistible. Parecería que no puede pedirle nada más a la vida. Pero su madre muere dejando un testamento con una condición única: para recibir su herencia, Brett debe completar la lista de objetivos que ella misma había escrito en un diario íntimo cuando tenía catorce años. Brett no consigue entender la decisión de su madre. Sus ilusiones de entonces no tienen nada que ver con sus ambiciones a los treinta y cuatro años. Algunas parecen imposibles: ¿cómo puede establecer una relación con su padre, que murió siete años antes? Otros, como ser una maestra maravillosa, le exigirían cambiar toda su vida. ¿Y qué hay de tener un bebé, o tal vez dos? ¿Y de enamorarse? Pero a medida que Brett se embarca en ese desconcertante viaje en busca de sus sueños adolescentes, va dándose cuenta de que los regalos más maravillosos de la vida tal vez se encuentren en los sitios menos pensados. Una novela inspiradora y optimista sobre la necesidad de cumplir los sueños en vida «Un viaje conmovedor e inspirador». Fuente: La casa del libro


Aunque la novela comienza de una forma deprimente (el funeral de la madre de nuestra protagonista), poco a poco va girando hacia el humor. Es una novela muy positiva, que nos hace darnos cuenta de que nunca es tarde para poder cambiar el rumbo que llevan nuestras vidas. Que es mejor pararnos a pensar en lo que estamos haciendo que seguir adelante cuando está claro que no somos felices. Porque los finales felices no vienen por sí solos, tenemos que buscarlos. Tenemos que buscar algo que nos haga tener una vida plena, no podemos sentarnos a esperar. 

Si es cierto que hay cosas que no me han gustado mucho, por ejemplo que las cosas salían realmente bien. Encontrar un trabajo parece cosa de un día (a lo mejor la autora debería de venirse a España para ver cómo funciona el mundo) y tener hijos un tema baladí, que uno consigue de un día a otro… Pero me temo que no es algo para criticar. Cuando eliges esta lectura, no estás buscando algo profundo, ni elaborado, estás buscando justamente lo que te encuentras. Una lectura ligera en la que todo salga bien. Por ello, no me parece algo criticable, aunque sí algo que destacar. 

Si hay un personaje que tenemos que resaltar es el de Eizabeth, la madre de Brett. Sí, un personaje que está muerto desde la primera página ha sido (para mí) el más importante. Una mujer decidida, fuerte, que supo hacerse un hueco en una época en el que las mujeres éramos simples marionetas en manos de los hombres. Se la siente en cada página del libro, su fuerza, se nota en cada carta que le escribe a su hija, y a través de ella, es donde descubrimos que nunca hay que rendirse a la vida. Que hay que luchar por perseguir nuestros sueños, o en este caso, nuestros deseos. 

En definitiva, una novela preciosa y sencilla, que nos hará ver la vida de otra manera.

Valorción personal: 3/5


 

Nadie como tú

Bueno, para mí queda inaugurada la temporada de verano. Y por ello, el inicio de lecturas “románticas fresquitas” como yo las llamo. Esto es que en verano, no me apetece mucho pensar, para que os voy a engañar. Lo paso muy mal con el calor, así que prefiero optar por lecturas románticas normalitas, que terminen bien. Eso es lo más importante. Los finales felices, los dramones y las tristezas, mejor dejarlas para el invierno. Así pues, mi temporada, se ha inaugurado con Y de repente tú.






Camryn está convencida de que los pasos que está dando hacia su vida adulta están yendo en la dirección correcta. A pesar de todo, a veces le gustaría vivir algo diferente y sumergirse en una aventura, sobretodo desde que su gran amor falleciera en un accidente. Justo antes de que su nueva vida empiece, Camryn sufre un traspié y todo cambia de repente: Natalie ya no es su amiga, no tiene casa donde vivir y eso la lleva a tener que volver a ser dependiente de su madre.Se da cuenta de que no está viviendo la vida que quiere y no puede dejar pasar el tiempo.Camryn llega a la estación de autobuses y sin ni tan siquiera proponérselo se sube al primero que sale. Allí conoce a Andrew. A medida que el camino avanza, charlan, ríen, se conocen y se dan cuenta de que son más parecidos de lo que creen. Juntos descubren la importancia del momento, cómo vivir el presente y ser mucho más que cómplices para sentir el amor con todo cuanto implica estar plenos y vivos, con dolor yfelicidad. Solo ese amor podrá desafiar sus temores y vencerlos más allá de la vida y la muerte.

Quizá no ha sido mi mejor estreno en este tipo de novelas. Normalmente, a pesar de saber que no son grandes historias, siempre me gustan, porque me resultan novelas muy realistas. Esta la elegí por ese motivo. Dos personas que se sienten solas, que necesitan desconectar y pensar sobre el rumbo que llevan sus vidas, para descubrir qué hacer a continuación, cuál va a ser el siguiente paso a dar.
Creo que todos hemos sentido en algún momento de nuestras vidas esa necesidad. Cuántas veces no habré pensado en coger el primer tren que pasa (yo soy más de trenes) y marcharme lejos, con sólo una mochila, mi ipod y unos cuantos buenos libros como única compañía. Pero al final nunca lo he hecho. Algún día lo haré. Creo que todos tenemos que emprender un viaje en solitario en la vida. Y por eso me gustó esta novela, porque para hacer eso considero que hay que tener mucho valor, y nuestros protagonistas lo tienen. Se embarcan solos en una pequeña gran aventura. La aventura que cambiará sus vidas para siempre.

¿Qué podía fallar con algo que se inicia como un viaje de autodescubrimiento personal? Pues la relación de amor. Si la historia hubiera sido una relación de amistad la historia habría sido perfecta, pero tenemos la manía de crear historias de amor donde no se necesitan, sobre todo por las personalidades de nuestros protagonistas. Ella la cosa más petarda e insulsa del mundo. Él que se enamora sin motivo aparente de una persona que es la cosa más sosa del mundo, que se ve que no tiene aficiones por nada, a la que ni siquiera le gusta la misma música que a él… Pero supongo que eso es lo que hace el amor, hace que veamos extraordinaria a la persona más ordinaria. Y eso es bonito. Pero me gustan que las historias de amor se desarrollen, tengan un algo por lo que los protagonistas se gusten. No me gusta el “Oh qué guapo es” y el “oh qué guapa es”, y ya está, nos enamoramos. Me gusta que haya un poco más de desarrollo.

Y bueno hasta aquí, mi crítica. Tenía que criticar la relación de amor que se establece entre esos dos, porque no me ha gustado. Y no voy a hablar sobre el final, irreal a más no poder. ¿Pero de qué viven? ¿Eso dónde se explica? Uff… me enfadé un poco.

Quitando esa historia de amor aburrida a más no poder, el resto del libro es muy decente; con una historia que nos empuja a vivir el momento, a ser felices con lo que tenemos, y en caso de no serlo, nos hace salir a buscarlo. A buscar ese momento, ese lugar, ese alguien que cambie por completo nuestra forma de ver y sentir, de vivir en el mundo. Como ya digo, si no hubiera habido una historia de amor tan tontita, el libro hubiera estado mucho mejor.

En definitiva, reconozco que la lectura se hace amena y entretenida. Cumple el objetivo de novela romántica ¿creíble? fresquita con la que no pensar mucho en nada. Ideal para las tardes de verano en la playa/piscina.

Valoración personal: 3/5

 

La reina roja

Pues no sé por qué hace unos meses me decanté por la lectura de este libro. Últimamente había decidido darme un respiro de niñitos de 17 años que tienen que salvar el mundo. Pero esta historia en concreto me llamó la atención, y sentí que en su interior había algo que valía la pena. Y no me equivoqué. Me cautivó.





Ambientada en un reino imaginario, esta novela nos muestra a una sociedad dividida por el color de la sangre. Por un lado está la gente común que tiene sangre roja; por el otro tenemos a aquellos que poseen sangre plateada y que tienen habilidades sobrenaturales. Estos últimos forman una élite cerrada y llena de privilegios. La protagonista es Mare, una chica de sangre roja que sobrevive en medio de la pobreza realizando pequeños robos. Cierto día, el azar la lleva a la corte. Allí demuestra tener poderes especiales, los cuales resultan insólitos para alguien del pueblo. Ello la convierte en una anomalía que llama la atención del mismísimo rey. Éste desea aprovechar en su beneficio los poderes de la joven y la hace pasar por una princesa, quien supuestamente se casará con uno de sus hijos. Una vez en la corte, Mare se convierte en parte del mundo de plata y, de manera secreta, ayuda a la Guardia Escarlata, un grupo que prepara una rebelión.


La novela es bastante previsible, eso no lo podemos poner en duda, pero aún así la historia me gustó bastante. No quiero tampoco confundir, a pesar de que la historia se hace bastante previsible, a lo largo de la misma tenemos dudas sobre quién está engañando a quién, sobre si el que pensamos que es malo lo es y si traicionará al final a nuestra pequeña protagonista. Porque aunque sabemos que lo hará, una parte de nosotros no quiere creerlo, porque es un personaje encantador, quizá demasiado encantador, lo cual ya nos hace dudar de que no puede ser trigo limpio. Pero a pesar de ello, el saber más o menos lo que va a ocurrir, no nos impide seguir leyendo, por lo menos a mí. 


No tiene una historia de amor empalagosa, de hecho yo considero que es algo que está en un segundo plano, al contrario de lo que suele pasar con otras novelas de este tipo. Esto ya es un punto a favor de esta novela. De hecho, por mi parte al menos, no queda claro si hay un triángulo amoroso, un cuarteto o nada y sólo hay poco de atracción física... Espero que este hecho lo desvelen en futuros libros, porque en este punto yo no me he enterado de nada. 

Los personjes me han gustado, los he visto muy bien definidos, no me han parecido personajes planos para nada y la protagonista, al menos en esta primera novela, no se ha convertido en un personaje odioso al que esás odiando toda la maldita novela. Sólo la empiezas a odiar hacia el final, cuando empiezas a decir, cada dos páginas más o menos "Esta chica es tonta" "pero qué hace??" "Pero piensa un poco antes de actuar, pesada". Pero creo que esto ya es un clásico en este tipo de noveles. ¿Qué sería de la novela juvenil si no odiáramos todas y cada una de las decisiones de nuestra/o protagonista? Creo, sinceramente, que no sería lo mismo. 

El mundo creado por la autora me ha parecido muy entretenido, no voy a decir original, porque no sé por qué mientras leía me daba la sensación de que ya había leído sobre cosas de estas, pero sí que te engancha y quieres conocer todas las curiosidades de ese mundo. Los poderes de los diferentes personajes que intervienen, las normas, las políticas por las que se rigen, las traiciones entre unos y otros...

En definitiva un buen libro con el que pasar un buen rato. Yo por mi parte, estoy deseando leer el segundo. Espero hacerlo pronto.


Opinión personal: 3/5



Yo antes de ti

Para intentar leer algo, decidí tirar por una comedia romántica. Además, ahora con el buen tiempo y el veranito es el tipo de lecturas que me apetecen, que no me hagan pensar y con las que pasar un buen rato. Pues bien, yo que buscaba divertirme, me he leído un dramón de los que hacen historia.




Louisa Clark sabe muchas cosas. Sabe cuántos pasos hay entre la parada del autobús y su casa. Sabe que le gusta trabajar en el café Buttered Bun y sabe que quizá no quiera a su novio Patrick. Lo que Lou no sabe es que está a punto de perder su trabajo o que son sus pequeñas rutinas las que la mantienen en su sano juicio.

Will Traynor sabe que un accidente de moto se llevó sus ganas de vivir. Sabe que ahora todo le parece insignificante y triste y sabe exactamente cómo va a solucionarlo. Lo que Will no sabe es que Lou está a punto de irrumpir en su mundo con una explosión de color. Y ninguno de los dos sabe que va a cambiar al otro para siempre.  


Yo antes de ti reúne a dos personas que no podrían tener menos en común en una novela conmovedoramente romántica con una pregunta: ¿Qué decidirías cuando hacer feliz a la persona a la que amas significa también destrozarte el corazón?

A partir de ahora, juro y prometo leer todas las sinopsis de todos los libros que me encuentre porque cuando busco comedias romanticonas busco eso, comedias romanticonas. El libro me ha gustado, reconozco que, a pesar de no ser lo que me esperba me ha mantenido en vilo durante todas las páginas. No quería llegar al final, no quería leer lo que todos sabemos que vamos a leer desde la página 5. Y aún así, he seguido leyendo, no podía dejarlo. Tenía que conocer el destino de Will y Louisa.


Los personajes han sido perfectamente imperfectos. Nuestra Louisa es la típica chica normal, la que te encuentras en cualquier lado, esa que puedes conocer, porque puedes ser tú. Una persona con miedos y sueños, pero sin la fuerza suficiente para cumplirlos, para dar un paso más allá, para salir de su pequeño mundo de confort al que se ha acostumbrado. Es difícil no empatizar con nuestra protagonista.

Y luego está Will. No sé. La historia de amor no me ha llegado a hechizar. Pienso que Will es el instrumento necesario para que Louisa decida vivir de una vez. Y el libro nos pone en la horrible situación en la que nos hace darnos cuenta, que a veces, para que a una persona le pase algo bueno, a otra le tiene que pasar algo terrible. Porque Louisa necesita de Will para dar un paso adelante y decidir cambiar de vida, estudiar. Si la situación de Will no hubiera sido la que es en la novela, Louisa no sería capaz por ella misma de seguir su camino, porque nunca se hubieran conocido. Y eso me parece muy duro. Lo más duro de toda la novela, y lo que me ha roto el corazón. Que lo que se va a convertir en lo mejor de tu vida, sea también lo peor de tu vida.


Una novela preciosa, para pensar, y para darnos cuenta de que sólo existe una vida, que tenemos que vivirla al máximo, porque el destino, no da segundas oportunidades.









Valoración personal: 4/5


Los caminantes

Llevo un año un poco apático de lecturas. Nada me engancha, todo lo dejo a medias, me aburre todo lo que leo. Menos mal que esta novela mejoró un poco esto, y me volví a animar con la lectura, llegando después otro par de novelas bastante interesantes que os reseñaré en la mayor brevedad posible. Más que nada porque tras mi última lectura vuelvo a mi etapa apática. Esperemos que se pase y que encuentre pronto el libro que me permita cambiar eso. 








 
Nadie sabía cómo había empezado todo, exactamente. El mundo se había desestabilizado mucho antes de que ningún científico hubiese podido dar alguna explicación. Ningún programa de televisión aguantó el tiempo suficiente como para teorizar sobre el problema. Al principio podías verlo en la televisión. Hablaban sobre ello - muy poco al principio, pero luego cada vez más; en la televisión basura de la noche, en los programas nocturnos líderes de audiencia, hasta que ya no se hablaba de otra cosa y la noticia del año lo inundaba todo. Los caminantes supone el inicio de una de las sagas de zombis más conocidas en castellano. Fuente: Lecturalia

He leído pocos libros de esta temática, pero, según los leo, más me gustan. Lo que más me gusta de este género siempre es el inicio. El desconcierto de nuestros protagonistas ante lo que está ocurriendo, el desconocimiento de los sucesos que se producen a su alrededor, la desconfianza, la negación, los recuerdos de otros tiempos más felices, el miedo, y, por último la supervivencia. Y, sinceramente, esta última parte es la que me aburre. Me aburre que finalmente sean más malos los humanos que los zombies, que sea la humanidad el verdadero peligro. Me cansa, me agota y me aburre. Con los cómics de Walking Dead y sus dramas  ya tengo bastante.

Sin embargo, por eso mismo, este libro me ha gustado mucho. Sí, de nuevo los humanos somos lo peor de lo peor, en serio, por qué no nos exterminan de una vez, somos unos seres horrorosos. Pero (me encanta cuando hay peros) en la novela se nos cuenta la historia de diversos personajes. Por ello, vivimos varias veces los primeros avances de los zombies, lo que sienten al principio, el desconocimiento, el tener que hacer algo para conseguir sobrevivir… y por eso me ha encantado. La verdad que ando loca por conseguir el siguiente, pero estoy dejando reposar porque lo cierto que tuve unas cuantas pesadillas con este libro. Sí, yo. Que adoro las pelis de miedo, que me he visto toda la filmografía terrorífica del mercado (la mayoría auténticas bazofias), tuve unas cuantas pesadillas con esta novela. Y, qué queréis que os diga, lo que mejor que puede pasarte con una novela, es que nos marque de algún modo. Y para mí esta novela marca un antes y un después en mis futuras lecturas sobre el género de zombies. 

 
Valoración personal: 3/5
 

Retazos de palabras #5

Tengo esta sección abandonada. Y quería volver a ella a lo grande. Así que lo voy a hacer con una de mis novelas favoritas, y una de las que más veces he leído. El Nombre del Viento.  


El día que empezamos a preocuparnos por el futuro es el día que dejamos atrás nuestra infancia.(Página 107)
 ------------------------------

  ¡La Universidad! Para mí, la Universidad era como la corte de los Fata para la mayoría de los niños: un lugar mítico reservado para soñar con él. Una escuela del tamaño de una ciudad pequeña. Una biblioteca con diez veces diez mil libros. Personas que sabían la respuesta a tantas preguntas como se me ocurriera formular...(Página 120)
 ------------------------------   

  Si encuentras a una persona así, alguien a quien puedas abrazar y con la que puedas cerrar los ojos a todo lo demás, puedes considerarte muy afortunado. Aunque solo dure un minuto, o un día.(Página 146)
------------------------------ 

  —Cuida los libros y no tendrás problemas. En general, Lorren es muy indiferente, pero ten cuidado con sus libros. —Arqueó las cejas y sacudió la cabeza—. Es más feroz que una osa protegiendo a sus oseznos. De hecho, preferiría que me atrapara una osa a que Lorren me viera doblando una página.(Página 310)  
------------------------------

—Eso también es un modismo —protestó Wilem—. Vuestro idioma está plagado de tonterías. Me extraña que os entendáis. «¿Cómo va todo?» ¿Va adonde? —Sacudió la cabeza.(Página 358)




Y, afortudamente, podría poner muchísimas más. Me encantaría enseñaros como tengo mi libro de subrayados. Cada vez que lo leo descubro nuevas frases increíbles que se me habían pasado por alto. Pero quizá, el resto, las dejaré para otra ocasión.

El sabueso de los Baskerville

Esta semana, no me toca a mi escribir. Sí, lo sé. Sé que a muchos os dará muchísima pena y lloraréis por los rincones. Pero bueno, el colaborador que me he buscado no lo hace del todo mal y ya habéis podido disfrutar de otras reseñas suyas por aquí. Así que sin más, vamos con la novela que nos trae hoy.







Un gran misterio ha plagado durante siglos, la vida de la familia Baskerville: todos los herederos del mismo caserón han ido muriendo asesinados durante siglos por lo que parece un enorme y endiablado perro. Cuando el último heredero se instala en el castillo, Sherlok Holmes deberá averiguar qué es lo que realmente ocurre en el pueblo.

Ha sido recientemente que he descubierto las maravillosas novelas de Sherlock Holmes, y las he descubierto a raíz de otros autores de género misterio/policíaco como Douglas Preston y Lincon Child.

Dado que me habían gustado bastante los libros que me leí, decidí darle una oportunidad más al género policíaco/misterio, y en mi mente había claramente un personaje que abanderaba el género indiscutiblemente.

Decidí leer algunas de las historias del gran Sherlock Holmes, un personaje que parecía claramente interesante, y que no me ha decepcionado en absoluto. El Sr. Holmes de las películas no termina de describir claramente algunos de sus aspectos más oscuros (supongo que lo de la cocaína inyectada en momentos de aburrimiento no queda bien en el cine), pero que sí capta muy bien su excentricidad y su egocentrismo, que lo convierten en un personaje fascinante.

He leído varias novelas de Sherlock y aunque la de "El valle del signo de los cuatro" me ha gustado mucho, claramente la que más me ha gustado ha sido la de "El sabueso de los Baskerville".

En esta novela nos situamos en las tierras altas, en regiones tan desoladas que se las denomina como el páramo, en estas tierras se encuentra la mansión de los Baskerville, una familia muy antigua de la alta sociedad que arrastra desde hace generaciones una leyenda negra.

Nuestros protagonistas, Sherlock Holmes y su fiel compañero Watson son requeridos para tomar una decisión, sobre si el heredero de esa antigua familia ha de tomar posesión de las tierras y enfrentarse a la terrible maldición, o por el contrario es necesario ponerle a salvo del fantasmagórico némesis de su familia y dejar que las tierras de la familia queden abandonadas para siempre.

Como la mayoría de las historias de Holmes, es una historia corta, apenas 300 páginas (en el Kindle) y en mi opinión, quizás con un final un poco precipitado para mi gusto, aunque tengo que reconocer que encaja con la forma de investigar de Holmes y por tanto supongo que es lógico que sea así como acaba.

En  definitiva, es un autor que merece la pena leer, y que recomiendo para todos aquellos a los que os gusta la novela policíaca. 

La otra vida de Rachel

Esta novela la vi hace mucho tiempo en unos estantes de una pequeña librería. Y me enamoré de su sinopsis, me gustan mucho las historias de tener vidas paralelas, de volver a empezar, de segundas oportunidades, destinos que se tuercen... Pero por unas causas u otras no me la pude llevar conmigo, y no ha sido hasta bastantes meses después, cuando he tenido el inmenso placer de que cayera en mis manos. ¿El resultado? Bueno... Leedlo a continuación si queréis. 





 
Un solo instante. Dos destinos posibles. 

Rachel tiene veinte años, un novio atractivo y cariñoso, un grupo de amigos maravillosos y todo el futuro por delante. Pero unos días antes de que se marche a la universidad, ocurre una terrible desgracia. Cinco años después vive sola en un piso minúsculo de Londres, con un trabajo sin futuro, aislada de todos y con un eterno sentimiento de culpa por aquel trágico suceso que lo alteró todo. Haría lo que fuera por dar marcha atrás al reloj, pero la vida no funciona de esa manera... ¿O tal vez sí? Cuando regresa a su pueblo por primera vez desde aquella noche, sufre una caída y se golpea la cabeza. Al despertarse en el hospital, todo ha cambiado.
Lo principal, es que los personajes me gustan bastante, aunque tienen un serio "pero". Me gusta mucho que los protagonistas no son niños tontos de 16 años (no os hacéis una idea de lo que me cuesta encontrar lecturas ligeritas y cuyos protagonistas no tengan esa edad); si no que son personajes de 20-25 años, dependiendo del momento en el que nos encontremos en la novela. Eso siempre se agradece. Que sus problemas, a parte del enamoramiento de turno, sean otros derivados del trabajo, pago de facturas... Pero aquí va el pero. Los personajes son demasiados... previsibles. Ya aburre un poco el tema de la chica que no es la más guapa del universo (ni la más lista) pero de la que el chico musculoso, guapo y rico de turno está enamorado; del amigo de la infancia que nunca se ha atrevido a decirle que la ama... y que claro, es mucho mejor persona que el musculoso, guapo y rico. Y ella que bueno, que tampoco es que tenga un mundo interior muy grande. A pesar de ello... No, no voy  engañar a nadie. Los personajes no me han emocionado, no me los he creído, lo he visto todo muy forzado, y eso ha hecho que estuviera deseando terminar la novela. Lo cual es una gran pena. La historia era buena, había materia de sobra para hacer algo más profundo... Pero no me ha emocionado ni un ápice, hasta el desgarrador final. Aunque sabes más o menos lo que está ocurriendo y el motivo de esa vida paralela que se ha creado, verlo plasmado y escrito... es bastante duro. Y reconozco que alguna lagrimilla se me ha escapado. Pero por lo demás, ha sido una lectura un poco pesada, aburrida y repetitiva.

Y me temo que de esta novela no voy a poder contar mucho más, pero me temo que de donde no hay, no se puede sacar. 

Valoración personal: 2/5 

 

Palmeras en la nieve

Llevo mucho tiempo queriendo volver por aquí. Las circunstancias no me lo han permitido, y ahora, llevo unos días con unas ganas irrefrenables de volver, de escribir, de estar presente en este mundo que me encanta, y de compartir lecturas, gustos y opiniones con otros fanáticos del adictivo, pero increíble mundo de la lectura. 

Sin embargo, llevo unos meses que me han hecho muy difícil esta vuelta. No tenía ni las fuerzas ni las ganas de sentarme a escribir. Lo veía una obligación, y si hay algo que no puede ser esto, es una obligación. Y ahora después de tanto tiempo, de nuevo ha dejado de ser una obligación. Vuelve a ser una necesidad. Volver aquí, a mi rinconcito favorito de la web vuelve a hacerme feliz. Y ahora espero que esta etapa dure de nuevo. Como lo hizo antaño. El tiempo ahora NO es lo importante. Porque mis ganas de volver a estar aquí, harán que saque tiempo de donde sea. De debajo de las piedras si es necesario. Lo importante era volver a ilusionarme, y lo he conseguido. Vuelvo a estar aquí, feliz y encantada. Vuelvo a mis reseñas, a mi pequeño mundo de irrealidad compartida con todos los amantes y coleccionistas de historias. 

 



Es 1953 y Kilian abandona la nieve de la montaña oscense para iniciar junto a su hermano, Jacobo, el viaje de ida hacia una tierra desconocida, lejana y exótica, la isla de Fernando Poo. En las entrañas de este territorio exuberante y seductor, le espera su padre, un veterano de la finca Sampaka, el lugar donde se cultiva y tuesta uno de los mejores cacaos del mundo. En esa tierra eternamente verde, cálida y voluptuosa, los jóvenes hermanos descubren la ligereza de la vida social de la colonia en comparación con una España encorsetada y gris; comparten el duro trabajo necesario para conseguir el cacao perfecto de la finca Sampaka; aprenden las diferencias y similitudes culturales entre coloniales y autóctonos; y conocen el significado de la amistad, la pasión, el amor y el odio. Pero uno de ellos cruzará una línea prohibida e invisible y se enamorará perdidamente de una nativa. Su amor por ella, enmarcado en unas complejas circunstancias históricas, y el especial vínculo que se crea entre el colono y los oriundos de la isla transformarán la relación de los hermanos, cambiarán el curso de sus vidas y serán el origen de un secreto cuyas consecuencias alcanzarán el presente.En el año 2003, Clarence, hija y sobrina de ese par de hermanos, llevada por la curiosidad del...
Para mi vuelta quería empezar con una gran novela. Una de esas profundas, que te dejan un vacío existencial al acabarlas… Pero, desgraciadamente en le 2015 no ha habido novelas de esas. La primera culpable de esto soy yo. No he elegido ese tipo de lecturas, pero porque este año he estado tan desmotivada que necesitaba lecturas ligeras, que me levantaran el ánimo y me hicieran leer sin crearme grande traumas y sin pensar demasiado. Así que podemos definir el 2015 como un año de lecturas light. Quizá, una de las novelas más complejas que he leído este año, es la que voy a reseñar a continuación. Sinceramente, de esta novela me esperaba más. Me esperaba más sufrimiento, un amor más apasionado, más de todo. No lo ha habido, y me da un poco de pena. Lo que sí que tiene es historia, mucha. Historia que muchos, quizá ignoran, pero como siempre, importante para saber quiénes somos y cómo hemos llegado al punto en el que estamos.

La novela está narrada desde dos puntos históricos diferentes. Por un lado, la vida de Killian y Jacobo, cuando se marchan a trabajar; y por otro, la etapa actual, cuando Clarence emprende un viaje para conocer la historia oculta de la gran aventura de los hombres de su vida. Esta forma de narrar la historia de dos modos diferentes me ha gustado y defradaudo a partes iguales. Por un lado, me parece interesante esa forma de cambiar el tiempo, ya que hace que la lectura sea más amena, pero no me ha gustado la forma de llevarlo a cabo. Normalmente, las novelas que llevan a cabo esta técnica narrativa, no la extienden tanto. Suelen narrarte unas páginas del pasado, otras pocas del presente, otras pocas del pasado... y así sucesivamente. Sin embargo, en este libro, te narra durante muchas páginas el pasado, y cuando más emocionante está, cuando quieres seguir con lo que está ocurriendo... pasamos a la historia de Clarence. Y luego lo mismo. Cuando por fin consigo conectar con la historia de Clarence, y con todas las consecuencias que su viaje trae consigo, cuando por fin me gusta lo que leo... PUM! Volvemos al pasado... Creo que si hubiera acortado los capítulos, y hubiera más variación entre pasado-presente, hubiera sido bastante más amena la lectura.

En cuanto a los personajes, debo decir que me han gustado mucho. Son personajes bastante contrarios y complejos entre sí, por lo que no tenemos tiempo para el aburrimiento. Por un lado Killian, el hermano pequeño, pero mucho más maduro que su hermano, Jacobo. Jacobo, que es absultamente irrefelxivo, fiestero, mujeriego... Muchos de los defectos que podéis buscar en una persona Jacobo los tiene con toda seguridad. Y luego Clarence. Con una personalidad más parecida a la de Killian pero con pequeños matices diferentes que harán que su vida y su "historia de amor" sea muy diferente a la de Killian.

Esta diversidad de personalidades, hace que las diferentes relaciones que tengan unos u otros personajes sea totalmente diferentes. Killian, que busca una estabilidad con su amor prohibido, Jacobo que sólo busca... pues eso, y Clarence, que busca algo más que lo que ha tenido hasta el momento. Y esto es una de las cosas que más me han gustado de la novela. Porque esas varias personalidades y esas relaciones tan diferentes unas de otras, pero a la vez maduras todas ellas, hace que tengo que recomendar muchísimo este libro.

Y encima aprendemos. Aprendemos un cachito muy olvidado de nuestra historia. Algo que creo que no estudiamos en profundidad en el colegio o instituto. Las consecuencias que trajo consigo el proceso de la colonización, tanto a nuestro país como a África. Las consecuencias sociales, políticas, económicas de ambos bandos. Y los vamos conociendo de la mano de los diferentes personajes, por lo que, aunque sobre todo se nos describe la situación desde el punto de vista de los españoles, también nos dan puntadas de cómo lo vivieron y sintieron los nativos del lugar.

En definitiva, y a pesar de esos saltos temporales que he comentado al principio, nos econtramos con una exquisita novela, con la que no solo aprendemos cosas de nuestra historia, si no con la que también disfrutamos de una preciosa historia de amor y de relaciones.

Valoración personal: 4/5