Perdida

Me encuentro ante un nuevo reto. Intentar ponerme al día de todos los libros que he leído y de los cuales no he hecho reseña… Y vamos a tardar, porque llevo un retraso de ¡UN AÑO! El libro que toca hoy lo terminé el 20 de julio de 2014… así que ya me diréis el desastre de persona que puede llegar a ser.

Bueno, este libro, cayó en mis manos porque vi el tráiler de la película que se iba a estrenar en poco tiempo. Y como no me gusta ir al cine sin haber leído el libro en el que está basada la misma, pues decidí leerlo antes. Y el resultado fue asombroso.







En un caluroso día de verano, Amy y Nick se disponen a celebrar su quinto aniversario de bodas en North Carthage, a orillas del río Mississippi. Pero Amy desaparece esa misma mañana sin dejar rastro. A medida que la investigación policial avanza las sospechas recaen sobre Nick. Sin embargo, Nick insiste en su inocencia. Es cierto que se muestra extrañamente evasivo y frío, pero ¿es un asesino? La adaptación de la novela ha sido llevada al cine en la película dirigida por David Fincher con Ben Affleck y Rosamund Pike como protagonistas principales.


No sabía muy bien qué esperarme al empezar esta novela, pero desde luego lo que me esperaba no era para nada lo que ocurría en su interior. El resultado fue mucho mejor. Me encontré con una historia que me atrapó, que me dejó totalmente sin aliento y con la necesidad de seguir leyendo, de no poder dejar de leer. Lo cierto es que cuando apagaba mi ebook para empezar la dura jornada de trabajo, no podía dejar de pensar en la novela en todo el día. Y mi felicidad aumentaba en el momento en el que me sentaba en el tren y volvía a sumergirme en esas fascinantes páginas. Hacía mucho que un libro no me atrapaba de esa manera tan deliciosa.

En cuanto a la trama… Lo cierto es que me da un poco de miedo hablar de ella, ya que desvelar cualquier cosa que ocurre (por pequeña que sea) entorpecerá esa maravillosa intriga que la novela guarda en su interior, pero intentaremos hacerlo sin desvelar nada.

La novela es absolutamente vertiginosa, ya desde la primera página, uno se encuentra enganchado sin remedio, tanto por los personajes que van apareciendo como por la pluma de esta increíble escritora, Gillian Flynn, la cual, nos hará reflexionar en las cualidades más oscuras del ser humano.

Los personajes… Creo que no se pueden hablar de ellos sin recurrir a un spoiler, sólo decir que están increíblemente perfilados, conocemos sus motivaciones, sus miedos… Me parece increíble el perfecto conocimiento que llegamos a tener de ellos, lo complejos que son, lo perfilados que están… Simplemente maravilloso.

Y respecto al final… Reconozco que a mí personalmente no me gustó… Me enfadó muchísimo, pero cuando pasa un tiempo y lo piensas… te das cuenta de que es el final que una novela como esta necesita.

Y hasta aquí puedo contar.

Valoración personal: 5/5

Retazos de palabras #4

Hacía mucho que no podía escribir en esta sección, porque, desgraciadamente, tenía un caos increíble en los subrayados que iba haciendo. Pero afortunadamente, ya me he organizado, y tengo frases de una gran cantidad de libros para unas cuantas semanas (incluso meses).

Vamos a comenzar La Princesa Mecánica, libro que me encantó cuando lo leí, y con el que lloré mucho (para variar). Como es el final de una trilogía, voy a evitar poner nada que pueda contener spoiler para todos aquellos que aún no lo hayáis leído (espero que no seáis demasiados) y centrarme en las frases que se relacionan con aquello que más nos gustan: Los Libros. 



—Que a veces, cuando no puedes decidir qué hacer, finges ser un personaje de un libro, porque es más fácil decidir qué harían ellos (Página 58)
------------------------

—Conoces esa sensación —explicó—, cuando estás leyendo un libro y sabes que va a ser una tragedia; cuando puedes notar cómo se acerca el frío y la oscuridad, ver cómo la red se va cerrando sobre los personajes que viven y respiran en las páginas. Pero estás atado a la historia como si estuvieras atado detrás un carruaje, y no puedes soltarte ni cambiar el rumbo. (Página 59)
------------------------

«A veces, cuando tengo que hacer algo y no sé qué hacer, imagino que soy un personaje de un libro. Es más fácil saber qué harían ellos». (Página 271)
------------------------

«Y por eso el Cónsul la odia —pensó—. Porque es una mujer y, sin embargo, sabe cómo ganarse la lealtad de un modo que él nunca podría.» (Página 323)
------------------------

La vida es un libro, y hay mil páginas que aún no he leído. Las querría leer contigo, tantas como pueda, antes de morir. (Página 476)




------------------------

Quizá no sea mis favoritas, pero las que más me gustan contienen unos cuantos spoilers por lo que posiblemente me matéis. Y no quiero que eso pase. Espero que os gusten. 

Vuelvo + reseña

Por fin. Puedo decirlo. VUELVO. No os hacéis una idea de la alegría que me da volver aquí. Lo echaba muchísimo de menos. 3 meses es mucho tiempo. Pero ya he terminado una etapa, la cual ha sido verdaderamente difícil en la que no he tenido tiempo ni para mí misma. Apenas he leído, lo cual es algo que me deprime de una manera infinita. Soy adicta a los libros, los necesito para ser feliz, y no poder leer por las noches era algo realmente duro. No es que de repente tenga más tiempo, no puedo estarme quieta, y cuando salgo de un agobio me meto en otro, pero ahora, he decidido tomármelo todo con más calma, y volver por aquí, aunque eso me quite tiempo de otras cosas, como de dormir, pero bueno, dormir está sobrevalorado. Pero ya está bien de hablar de mí. Las vueltas hay que hacerlas a lo grande, y por ello vamos a volver con una reseña.

Hoy voy a hablar de una trilogía. No son los libros más maravillosos de la historia, ni mucho menos, ni siquiera son muy buenos literariamente hablando, pero me han hecho volver a leer, volver a devorar libros con ansia, y, sólo por eso, se merecen un lugar especial en mi pequeña estantería digital.

No voy a hablar de cada uno de ellos por separado, porque lo cierto es que son novelas bastante cortas, y no tienen mucho que contar de forma individual. Por ello prefiero hacer una opinión generalizada de las tres juntas. 





La trilogía está compuesta por: 
1. Nueve reglas que romper para conquistar a un granuja. 
2. Diez lecciones para dar caza a un Lord y que te adore.
3. Once escándalos para enamorar a un duque.



Las novelas están basadas todas ellas en la época de la regencia, al estilo Jane Austen pero... menos casto (mucho menos). Lo mejor que podemos destacar de estas novelas son, sin lugar a dudas, sus protagonistas, mujeres maduras, que saben lo que quieren en la vida, pero que, por diferentes circunstancias no pueden conseguirlo. Son mujeres fuertes, cultas, instruidas... quizá un poco adelantadas a la época que les toca vivir y que no se conforman con lo que tienen. Quieren ser más. Quieren ser independientes. Quieren vivir aventuras. Aventuras prohibidas a las mujeres de la época, y si para vivirlas tienen que utilizar a un hombre... ¿por qué no hacerlo?

La novela que más interesante me ha resultado es la segunda. Lo cierto es que la protagonista me ha parecido que recoge todos los valores de lucha y superación que cualquier heroína de cualquier historia debe de tener, y por ello ha sido con la que más he conectado y la historia que más me ha gustado, ya que, al contrario que las otros dos protagonistas, podemos decir que no pertenece a la nobleza, y su único objetivo es ayudar a mujeres en apuros. Aunque, en cuanto a historia de amor, me quedo con la que se produce en el primer libro, es muy muy divertida, con situaciones demasiado absurdas que sacan más de una sonrisa al lector. 

En cuanto a los personajes masculinos de las historias... Bueno, los típicos de la sociedad. Sólo que éstos tienen un pasado oscuro, y su vida cambiará al conocer a nuestras chicas protagonistas. 

Como podéis ver son novelas bastante previsibles, pero reconozco que me han encantado. Aunque sólo sea por las protagonistas de las diferentes historias ya vale la pena su lectura. Y entre pelea-acercamiento de los protagonistas (como en todo tipo de novelas de este tipo) un poco de erotismo, el cual nunca viene mal.

Recomendables para las tardes de verano... o mejor, para las tardes de verano en la playa. 


Valoración personal: 3/5