El Hobbit

Lo primero de todo, pedir disculpas por estar tan ausente. Pero estoy de exámenes y trabajos finales y no tengo tiempo casi ni de dormir y empiezo a estar un poco desquiciada. Pero el 31 esta agonía terminará y espero volver a ser persona. Lo segundo, tengo una sorpresita.

Ya que no quiero dejar el blog abandonado durante tanto tiempo, he conseguido que alguien escriba en él durante algunas semanas. Así que os lo voy a presentar. Es una persona que adora la literatura. Lo mejor que tiene es que lee cualquier género que le des, no dice que no a nada (incluso a veces lee juvenil y romántica, géneros que no le gustan, sólo para poder dar una opinión desde el conocimiento). Y creo que eso es lo que me enamoró de él, esa ansía lectora que tiene, y ese ir acompañado por un libro a todas partes. Y por fin, después de rogarle mucho le he convencido para que escriba un poco por aquí.

Y va a empezar, como no podía ser de otro modo, con El Hobbit. Lo cual le agradezco, porque es un libro al que llevo mucho tiempo queriéndole hacer una reseña, y que nunca he hecho porque no he encontrado el tiempo y las palabras adecuadas para decir lo que este libro significó para mí. Y como él es bastante fan de Tolkien, él era la persona indicada para hacer esta reseña.

Espero que os guste, me ha dicho que no es lo mejor que ha escrito, que lleva mucho sin escribir y que está un poco oxidado, lo cual es una pena, porque antes escribía relatos, y la verdad que eran preciosos. Espero convencerle para que me deje publicar uno algún día. Pero de momento, os dejo con la reseña.






Bilbo Bolsón es como cualquier hobbit: no mide más de metro y medio, vive pacíficamente en la Comarca, y su máxima aspiración es disfrutar de los placeres sencillos de la vida (comer bien, pasear y charlar con los amigos). Y es que todos ellos son tan vagos como bonachones, por naturaleza, y porque quieren. Pero una soleada mañana, Bilbo recibe la inesperada visita de Gandalf, el mago de larga barba gris y alto sombrero, que cambiará su vida para siempre. Con Gandalf y una pandilla de trece enanos, y con la ayuda de un mapa misterioso, nuestro héroe partirá hacia la Montaña Solitaria a fin de rescatar el valioso tesoro custodiado por Smaug el Dorado, un terrible y enorme dragón. Para eso tendrán que superar muchísimos peligros y toda clase de aventuras que Bilbo jamás hubiera podido ni imaginar y que lo convertirán en el hobbit más famoso del mundo. Lo que Bilbo no sabe es que el anillo que encontró en el camino será el principio de otra gran aventura… la de EL SEÑOR DE LOS ANILLOS


El hobbit es la historia de un viaje, un viaje a través de un mundo fantástico, poblado por toda clase de mágicas criaturas y de maravillosas historias. También es el viaje del protagonista Bilbo Bolsón y de sus acompañantes, ¡nada menos que trece enanos! por una serie de aventuras épicas e increíbles, que les llevarán a enfrentarse a unos hambrientos trols, conocer a un hombre oso, recorrer tenebrosas grutas pobladas por desdichadas criaturas y finalmente (y tras muchas más aventuras) a recuperar el ancestral hogar de los enanos de las afiladas garras del temible dragón Smaug.

Tolkien escribió El hobbit como un cuento para sus hijos y es ante todo un cuento para niños, y como todo cuento, tiene su moraleja, sus personajes inocentes y sus aventuras entrañables. Pero no os engañéis, aunque sea una historia para niños, es un libro maravilloso, apto para todos los públicos, que hará disfrutar tanto a niños y grandes por igual. 

Es una historia emocionante, vibrante y a la vez emotiva e inocente, que te hará viajar junto a Bilbo Bolsón y los enanos por el inabarcable mundo de J.R.R.Tolkien, conociendo a toda clase de criaturas mágicas, de historias épicas y trágicas, encontrarás héroes y villanos, poderosos elfos, nobles águilas o mezquinos trasgos.

El hobbit, es la precuela de El señor de los anillos y es sin duda el libro que ha conseguido enganchar a muchas generaciones al mundo del Tolkien y a sus libros, ya que es con diferencia la más accesible de todas sus historias y es tan buena, que cuando la acabes no podrás dejar de leer algo más sobre ese mundo tan personal y maravilloso que Tolkien nos ofrece. De los múltiples personajes del libro, Bilbo Bolsón y Thorin escudo de Roble, son los protagonistas indiscutibles, cada uno emprenderá el camino por unos motivos completamente diferentes a los que tendrá cuando finalmente acabe de recorrerlo. Cada uno evolucionará de forma diferente según transcurra su viaje y vean cumplidas o frustradas sus ambiciones más profundas o se vean enfrentados a las pruebas más difíciles.

Al contrario que lo que suele pasar, cuando leí el Hobbit yo ya había leído el señor de los anillos, y ya estaba fascinado por la literatura de Tolkien, por esas maravillosas descripciones, que hacen que sea imposible no verse transportado a un mundo del que nos describen todos y cada uno de los detalles.

Ya que la historia de El hobbit, se desarrolla antes de la de El señor de los anillos, su lectura me aportó detalles que no conocía de la historia de los personajes, detalles que me hicieron conocer más aún sus motivaciones, sus caracteres y sus valores, aunque también, conocer el futuro de algunos de los personajes, me hizo apreciar más los relatos acerca de su pasado.

Pero independientemente del orden que escojáis para leer los libros de Tolkien, estoy seguro de que os van a encantar, ya que son sin duda alguna uno de los mejores ejemplos de la literatura fantástica, con el mundo más amplio, detallado y profundo que se pueda encontrar en este género literario.