El Castillo Ambulante

Bueno, una vez más voy una historia que conocí antes de atreverme con su lectura. En esta ocasión conocí El Castillo ambulante gracias a la película de Mizayaki. Ésta me gustó bastante, aunque debo de reconocer que no la entendí mucho. No entendía muchas de las cosas que pasaban y la persona con la que la vi se quedó igual que yo. “Me ha gustado pero no sé aún lo que he visto”. Exactamente… ¿de qué trata esto? No entendí demasiado bien el argumento. Cuando veo una película siempre me gusta definirla con un tema, una frase de pocas palabras que la resuma. Y a esta película, aún no he conseguido ponerla un tema. Estaba claro que había alguna idea que no había pillado en la película, o a lo mejor es que simplemente era así, pasaban cosas porque sí, sin motivo. Pero como no me gusta quedarme con ese tipo de dudas, decidí leerme el libro, novela que, sinceramente, nunca me había llamado la atención, pero que en ese momento necesitaba para despejar las horribles dudas que me surgieron.







En el país de Ingary, donde las botas de siete leguas y las capas de invisibilidad existen de verdad, Sophie Hatter ha atraído la desagradable atención de la Bruja del Páramo, quién la hechiza con un maleficio que la convierte en una anciana. Con la determinación de hacer lo adecuado, Sophie viaja al único lugar en el que cree que podrá encontrar ayuda, el castillo ambulante que merodea por las colinas cercanas. Pero el castillo pertenece al temible Mago Howl, que se alimenta, según dicen, de los corazones de jóvenes desprevenidas
Antes de empezar tengo que hacer un inciso. La historia del libro y la película son totalmente distintas, cada una geniales en su formato e historia, pero distintas. Por ello pido perdón si mezclo cosas, ahora mismo me veo incapaz de diferenciar lo que pasa en el libro y lo que pasa en la película, por ello intentaré no entrar mucho en la trama, pero si entro y me confundo, pido perdón de antemano.


texto.jpgEl libro me encantó. Somos espectadores de la maldición que una malvada bruja echa sobre Sophie, y de ese modo entramos en un mundo donde nada es lo que parece. Donde aparecen personajes mágicos, que convertirán nuestra vida en una locura, y nos adentrarán por caminos oscuros y luminosos para mostrarnos un mundo que creíamos inexistente.


Así Sophie, con esa terrible maldición sobre los hombros, parte en busca de alguien que pueda ayudarla, y se encuentra de esa manera con Howl, un mago temido y conocido por secuestrar a chicas jóvenes y comerlas el alma. El Mago Howl es narcisista, vago, pedante… Pero con un tierno fondo que Sophie se cargará de sacar a la luz.


texto_dos.jpgEn un principio Sophie debería de darnos pena. Una chica joven, convertida de repente en vieja por una fea maldición, se ve de repente obligada a dejar su casa y su familia. Pero creo que esto es lo mejor que la podría ocurrir a nuestra preciosa protagonista. Ella es la hermana mayor de tres hermanas, y mientras sus otras hermanas estaban destinadas a emprender otros viajes en su vida, ella tenía que quedarse a cargo de la sombrerería y a trabajar de sol a sol sin poder hacer nada que la hiciera sentirse feliz. La maldición le da la ayuda que necesitaba para salir a buscar aventuras y vivir una vida que de otro modo no hubiera podido tener. Siendo vieja sí, pero aún así viviendo.

El Castillo Ambulante se convierte en una lectura exquisita, llena de magia, aventuras, humor, fantasía y con grandes mensajes en su interior.

Quizá es una lectura para un público más juvenil, pero yo aún así la recomiendo a todos los públicos. Al fin y al cabo ¿hay algo mejor que ser eternamente un niño? Atreveos estas Navidades con un cuento con el que seguro todos disfrutaréis.

Valoración personal: 3/5


El corredor del laberinto

Y ahora vamos con la novela de la que supongo que todos estaréis hablando, siento no saberlo, pero últimamente no tengo tiempo de meterme en ningún blog a comentar nada: trabajo-máster-blog-cursos..., son cosas muy difíciles de compatibilizar y me temo que el blog es el que más puntos pierde con todo esto.




«Bienvenido al bosque. Verás que una vez a la semana, siempre el mismo día y a la misma hora, nos llegan víveres. Una vez al mes, siempre el mismo día y a la misma hora, aparece un nuevo chico, como tú. Siempre un chico. Como ves, este lugar está cercado por muros de piedra… Has de saber que estos muros se abren por la mañana y se cierran por la noche, siempre a la hora exacta. Al otro lado se encuentra el laberinto. De noche, las puertas se cierran… y, si quieres sobrevivir, no debes estar allí para entonces». Todo sigue un orden… y, sin embargo, al día siguiente suena una alarma. Significa que ha llegado alguien más. Para asombro de todos, es una chica. Su llegada vendrá acompañada de un mensaje que cambiará las reglas del juego.

La novela me gustó, me entretuvo bastante, pero sin embargo creo que no consiguió en mí el efecto que consigue en mucha gente: ir corriendo en seguida a por el siguiente libro. La novela la terminé de leer en Abril y aún a día de hoy no he seguido con su lectura, ni voy a hacerlo en un corto periodo de tiempo, a pesar de lo que me han dicho muchos amigos, a los cuales tengo en alta consideración en cuanto a su capacidad crítica, de que lo mejor está por llegar. De momento no me animo a seguir. Si es cierto que la película (la cual ya he visto y es una adaptación bastante decente, aunque con sus pequeños defectos que a veces se hacen grandes) me ha hecho recordar que la novela me gustó, y de que me quedé con una serie de dudas que algún día tienen que ver respuesta.

La historia nos introduce en un mundo en el que no sabemos muy bien lo que ha ocurrido. Lo único que sabemos es que esos chicos se encuentran un día en mitad del laberinto. Crean una sociedad, con sus normas, sus jefes, y ahí viven el día a día, mientras otros (los corredores) buscan la forma de resolver el laberinto y escapar de allí, para intentar volver a la vida que tenían antes de aquello. 

Poco a poco, vamos descubriendo más cosas de ese mundo, y sobre todo del laberinto, ese sitio que se convierte en algo aterrador cuando cae la noche, ya que nadie ha logrado sobrevivir a una noche ahí dentro. 

Los personajes… no hay mucho que destacar. Simples y muy limitados por sus papeles: el bueno, el malo, el simpático… Para mi gusto no se profundiza demasiado en ellos, en sus miedos, en sus historias… Pero bueno es una primera parte de una trilogía, y hay que remarcar que ellos no recuerdan nada de sus vidas antes de la llegada al laberinto, por lo que es posible que sea la intención que persigue el autor. Este punto por tanto no lo voy a criticar más hasta que me lea los libros sucesivos (que sí, algún día lo haré). 

Afortunadamente, la historia atrapa. Tiene un buen argumento en el que te introducen poco a poco muchas incógnitas, aunque la mayoría de ellas no verán respuesta. 

Para amantes del género.
Valoración personal: 2/5