Doctor Zhivago

Hay historias que debido a su universalidad son difíciles de leer sin saber nada de ellas. El conocerlas sí o sí se convierte en algo inevitable.  A base de convertirme en una persona antisocial, consigo llegar en blanco a algunas de esas novelas. No en este caso. Sabía lo que ocurría en esta historia y cómo acababa. Sin embargo, sólo conocía la historia de amor, y resulta que Dr. Zhivago va mucho más allá que una simple historia de amor. 




Yuri Andréyevich jamás podría olvidar la primera vez que vio a Larisa Fiódorovna en la habitación de aquel hotel decadente. Allí, sumido en la penumbra, el joven Zhivago se sintió devastado por la fuerza ignota que oprimió su corazón. La visión de aquella joven atormentada marcaría su destino, presagio de un futuro preñado de extraños y sugerentes encuentros entre ambos que desembocarían en una relación tempestuosa, protagonistas de un amor imposible, trágico y apasionado en el marco de una Rusia desgarrada violentamente por la revolución de 1917 y el advenimiento de un nuevo orden.

Creo que todos al escuchar este título nos viene a la cabeza: gran historia de amor. Pero como ya he dicho, es mucho más que eso. Dr. Zhivago  nos descubre un tiempo lleno de revoluciones, que cambió la forma de vivir y de pensar  de la sociedad rusa, un período apasionante de la historia, que no debemos olvidar (nunca hay que olvidar nada de nuestra historia). Pasternak nos describe con una gran objetividad a ambos bandos de la guerra, demostrando que en éstas no existen buenos y malos;  y que por muy loables que sean los objetivos que uno  persigue, éstos pueden no valer nada cuando se cae en los mismos errores que tu enemigo.

Sinceramente, creo que lo mejor que puede darnos una novela son perspectivas y visiones diferentes sobre la vida. Un historia de amor está bien pero si no se nos ofrece nada más…¿de qué nos  vale?. Por eso me ha encantado esta novela. Mezcla lo que busco en todas las historias a la perfección: amor y guerra. Lealtad, miseria, tristeza y alegría (aunque de ésta poca). SIMPLEMENTE ES PERFECTA. 

Ahora le toca el turno a esta historia de amor, que yo creo que sólo es una excusa para contarnos todas las revoluciones que a Yuri y Larisa les toca vivir. Los dos amantes pertenecen a mundos diferentes;  poco a poco (y  por separado) los vamos conociendo y vemos cómo sus caminos comienzan a juntarse. Dos seres distintos pero iguales, que vivirán tremendas miserias a lo largo de la guerra, en la cual lo que más les ayudará a seguir adelante serán los recuerdos de los momentos robados en los que pudieron estar juntos.

Yuri, no sólo tendrá que participar en una guerra que nunca llega a comprender, sino que tendrá que lidiar con la lucha que se produce en su corazón: elegir entre el amor del Lara, y el de Tonia (su mujer, su estabilidad, la madre de sus hijos). Pero como ya digo, esto no importa. No importa a quién elige, lo que importa es la historia de amor. Los momentos que pasan juntos. Felicidad en mitad de la más absoluta miseria. Sólo importa lo que nuestro personaje siente al estar con una u otra mujer en medio de todas las guerras y tristezas a las que se ve sometido a lo largo de la historia.

Respecto a la forma de la narración... no es una lectura fácil. Es muy densa y complicada, o a mí al menos me lo ha parecido. Sin pasar por alto el hecho de que el autor tiene un montón de formas distintas para referirse al mismo personaje... y uno se puede volver un poco loco. Yo me volví loca. Pero al final te terminas adaptando y disfrutas muchísimo de esta maravillosa lectura. 


En definitiva, una novela fascinante con una preciosa historia de amor en su interior que nos ayuda a comprender un periodo turbulento del historia rusa.


Valoración personal: 5/5



14 comentarios :

  1. Otra obra que no he leído, pero si te digo la verdad ésta no me tienta tanto como otras.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola! Me acabas de recordar que lo tengo muy pendiente, así que otro para la lista y con muchas ganas tras tu reseña. Saludos :)

    ResponderEliminar
  3. Tengo esta novela desde hace años por mi casa...y no me animo a leerla...pero vamos, que algún dia caerá .
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Ha mucha gente que conozco le ha gustado este libro.
    Un beso ^_^

    ResponderEliminar
  5. ¿Antisocial? ... :P A mí inevitablemente este libro se me viene siempre de la mano de su versión cinematográfica, claro. Dos maravillas, sin duda. Aunque el libro lo leí hace tanto tiempo que vendría bien relectura, por las buenas sensaciones que recuerdo y porque, caray, me has metido las ganas ;)

    Besos y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  6. ¡Ya le tenía ganas a esta reseña! Te dije que era dificililla por la narración bastante densa que tiene, pero que disfrutarías muchísimo.

    Yo lo leí en 1º Bachillerato para Historia y no me arrepiento para nada de ello. Fui la única que eligió el libro y que bien me lo pasé. Los demás eligieron un libro corto con el que hacer un buen trabajo de hª y ya...Pero yo a parte de hacer el trabajo, disfruté de la historia y sobretodo de todos los acontecimientos que nos cuentan dentro de sus páginas.

    Fue un libro que tengo ganas de volver a releer en algún momento de mi vida. Porque ha sido uno de los que me marcó. De los que te hablan de todo y disfrutas de la historia como se merece. Es un clásico de clásicos.

    Me alegro mucho de que disfrutases de ello y que aunque el tocho que era, lo densa que era la narración y el mucho nombre que te volvía loca no te hicieran abandonarlo.

    ¡Besitos guapa! ^^

    ResponderEliminar
  7. He oído hablar mucho de este libro, aunque no lo he leído xD Me alegra que te haya encantado ^^

    Besoooooos =)

    ResponderEliminar
  8. No lo he leído, es que los temas rusos no me atraen mucho.

    ResponderEliminar
  9. Gran novela, desde luego. Lástima de los años que han pasado, porque no recuerdo los detalles sino la impresión, tan sólo, pero una maravillosa impresión.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Siempre le tuve ganas a este libro pero siempre me dio un poco de pereza empezarlo, principalmente porque tengo una edición en mi casa de hace la tira de años que me da a mí que está fatal traducido y eso dificulta mucho la lectura. No es que haya leído ninguna página de él pero es que en vez de llamarlo Doctor Zhivago, se titula Doctor Jivago, así que no me fío yo mucho del trabajo de traducción... xD A ver si me agencio otra edición un poco más moderna... :)

    Besos!

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola!

    Cuánto tiempo hacía que no me pasaba por aquí... pero me traes un título de lo más suculento y del que, para vergüenza mía, ¡jamás había oído hablar! Si tú dices que incluso huyendo de la gente no has podido conocer la historia, yo debo vivir en un pozo. Pero suerte que has venido aquí a hablarme de él, porque tu reseña me ha dejado con un muy buen sabor de boca: la literatura rusa me llama poderosamente la atención, ya que he leído dos libros contados y estoy ansiosa por conocer más de esa cultura, sobretodo de ese periodo histórico en concreto; asimismo, me encantan los libros que tienen más de una lectura, aquellos que podrán pasar a la historia como una "historia de amor" pero cuyo contenido tiene muchísimo más jugo.

    En cuanto a lo de referirse de mil formas a un mismo personaje, yo lo pasé fatal con eso con un relato ruso que leí: eran tropecientos personajes distintos y todos tenían medio centenar de apodos, cada cuál más improonciable que el anterior. Me da más miedo eso -tocará hacerse un esquema, me veo venir- que no la densidad de la narración en sí, ya que ahora que se acerca el verano tendré todo el tiempo del mundo para dedicarme a la lectura sin interrupciones :)

    ¡Muchas gracias por la reseña! Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Es un clásico que tengo pendiente y espero leer pronto, pero si tenía alguna duda, todas quedaron despejadas tras leer la reseña. Me gusta que no sólo sea una historia de amor sino algo más.
    Muchas gracias por la reseña :)

    Un fuerte abrazo,
    Nimue

    ResponderEliminar