Nunca olvides que te quiero

Bueno, sinceramente esta lectura (y la próxima que reseñaré) no las he escogido porque quisiera leerlas. Sabéis que participo en el reto El nombre de tu blog, y no encontraba nada que quisiera leer que tuviera que comenzara con la letra N. Por lo que me fui a la biblioteca de mi barrio y empecé a buscar y de todo lo que encontré éste fue el que más me llamó la atención. Me pareció que este libro escondía en su interior una novela entretenida, conmovedora, de esas que te llegan al corazón.








Madison tenía 11 años cuando fue secuestrada. Es una niña viva, alegre y divertida que desde muy pequeña ha desarrollado una fuerte personalidad, repleta de imaginación y creatividad, y que incluso en esta situación dramática, encerrada en la casa de su secuestrador no pierde el optimismo. 

 Durante los casi 5 años que dura su encierro, se desahoga escribiendo sin censura en un cuaderno que es su gran vía de escape y la única posibilidad de sentirse libre; describe al detalle sus sensaciones, la añoranza de sus seres queridos, su sorpresa por el gradual paso a la adolescencia... y todas las mil y una extravagancias que se le ocurren. Léonore, la madre de Madison, intenta sobrellevar la ausencia de su hija escribiéndole cartas diariamente en las que le cuenta todo lo que pasa en la familia: sus esperanzas y penas, la muerte del abuelo, cómo su gato la echa de menos y algunas novedades acerca de Stanislas, el profesor de tenis de quien Madison estaba enamorada. Un joven que busca ser amado a cualquier precio aune en realidad dno sabe sidrfutar de su libertada. 

 Una novela magistralmente narrada a tres voces que convierte un trágico suceso en una historia cargada de humor y emoción, que aptrapa al lector y le inviita a una reflexión sobre el amor, la libertad y la esperanza. Una novela que nos recuerda que la capacidad de ser feliz es también un estado del alma


Como podéis ver la sinopsis del libro es preciosa. O a mí me lo pareció. Me esperaba otro tipo de novela. Al final, sin embargo, me dejó muy fría. Creo que trata un tema muy serio de una forma muy ligera. No me llegó a emocionar en ningún momento, no llegué a sentir pena por ningún personaje, y no llegué a involucrarme con la historia. 

La novela va abarcando varias historias. Por un lado, la historia de Madi, que a pesar de la dura situación que vive no pierde la esperanza nunca, e incluso llega a hacer bromas y comentarios irónicos sobre su situación.

La madre de Madi, que nos va mostrando lo que la cuesta superar la desaparición de su hija y los problemas que esto conlleva a su matrimonio. A mí es la historia que más me gusta, el claro ejemplo de que el tiempo todo lo cura, aunque nunca lleguemos a olvidar a alguien, nos muestra que podemos superar cualquier cosa y podemos aprender a vivir con el dolor, que creo es lo que hace la madre de Madi.

Y por último la historia de Stanislas, que para mí, si se suprime no pasaría nada. Ya que (exceptuando pocas cosas) no tiene mucho que ver con la historia del secuestro. Su historia va sobre las desilusiones que todos podemos tener en el amor, estar enamorado u obsesionado (a veces es increíble lo difícil que es separar estos conceptos) por una persona, aún sabiendo que ella no te puede dar lo que tú buscas, que es una relación condenada al fracaso.

En definitiva, yo creo que es un libro que intenta abarcar demasidos sentimientos en muy pocas páginas, y al final no consigue llegar al coranzoncito como debería. No llega a ser ni duro, ni triste, ni emotivo... A su favor que es corto y la lectura es ágil y entretenida. Pero no os esperéis ninguna maravilla. Pues no lo es. Es un libro con un alto potencial en el que no se ha llegado a profundizar.


Valoración personal: 2/5



8 comentarios :

  1. La sinopsis es muy prometedora pero, tras leer lo que has dicho, ya no me llama tanto.
    ¡Gracias por la reseña!
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo es que cuando la leí pensé que sería uno de esos libros que te hacen pensar sobre la vida, lo que tenemos, lo que podemos perder... Esos que luego te dejan una horas con mal cuerpo pero... Al final nada de nada.

      Eliminar
  2. verro y yo con ganas de leerlo jajaja es que me encanta la portada x_x bueno igual lo leere puede que me guste :D saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto. Una reseña nunca debe de hacerte no leer un libro. Cuando lo leas me dices que te parece. Un saludo!

      Eliminar
  3. Holaaaa!
    La verdad es que aunque he leído reseñas super buenas de este libro a mí no me llega a llamar del todo y no sé por qué. Tal vez sea la portada que me da un poco de mal rollo... jajaj estoy pa yá de la cabeza, no me hagas mucho caso.
    Un besito!

    ResponderEliminar
  4. La portada es bellísima, sin embargo se ve que la historia no. Sabes si va a haber #2? quizás por eso el final que describes.

    Un besito desde http://masletrasmaspalabras.blogspot.com/

    ResponderEliminar