El Gran Gatsby

Muy bien, como viene siendo habitual a principios de mes vamos con el libro correspondiente al mes pasado. Libro que llevaba mucho queriendo leer y que decidí leerlo coincidiendo con el estreno de la película protagonizada por Leonardo DiCaprio.


Bueno, antes de leer la novela fui al cine ERROR!! Sí lo sé, pero no puedo evitar ir al cine a ver a uno de mis actores favoritísimos. Y la película en cuanto a la historia me dejó un tanto fría… Se supone que trataba de una historia de amor… Pero es que la actriz que cogieron me parece la cosa más pava que hay en estos momentos en el mundo de la interpretación, y salí del cine con una sensación de… No sé si me gusta o no… Creo que la historia no se explica con suficiente claridad… Y aprovechando la llegada de este mes me leí el libro, que llevaba tanto en mi eterna lista de pendientes.



Jay Gatsby, el caballero que reina sobre West Egg, el anfitrión de las noches sin tregua, pero también el triunfador marcado por el trágico sino de una soledad no pretendida, es el arquetipo de esos años veinte que se iniciaron con la Prohibición y discurrieron en el gangsterismo y la corrupción política organizada. Protagonista de una década que culminaría con la catástrofe de 1929, su imagen de esplendor no hace sino anunciar un drama inevitable. Triunfo de perpetua juventud, brillantez animada por el exceso, fueron también las constantes de la vida de Francis Scott Fitzgerald, quien nos ofrece en El gran Gatsby una de sus obras mayores.



La historia es bonita, una historia de amor imposible por culpa de las normas sociales establecidas. Por culpa de las sociedades clasistas tan cerradas que reinaban en los años 20. Por culpa de los prejuicios. El problema a mi modo de ver, es que una historia que se es entretenida y amena (el libro es corto) tiene momentos en los que se hace un poco pesado, para mi gusto tiene una prosa demasiado densa.

En los 11 capítulos en los que se encuentra dividida la novela nos vemos arrastrados a una sociedad en la que vemos que lo único que vale es el dinero, consumismo sin sentido y un idealismo que impera en todas y cada uno de las páginas de la novela. 

Se define esta novela, como la novela que mejor describe la situación de los años 20. Unos años donde reinaba la fiesta. Fiestas en las que todos querían aparentar tener dinero, fama y fortuna. Y una época en la que todo el mundo miraba hacia otro lado cuando se producían injusticias, en las que nadie ayudaba a nadie (¿cómo en la actualidad tal vez?, porque en eso de mirar hacia otro lado en nuestra sociedad actual somos expertos). Y por supuesto, este mundo de riquezas y fama tiene su contrapunto en El Valle de las Cenizas. La pobreza que siempre nos persigue, aunque queramos evitarla y obviarla, existe. 

Una novela en la que se deja constancia de las barreras que separan a unos y otros, de lo importante que es nacer en el lado “correcto”.

No os voy a contar nada de la historia de Gatsby, porque ese es uno de los pequeños misterios de esta novela, y creo que este maravillodo personaje se merece que guardemos su secreto, y que seáis lo suficientemente atrevidos como para aventuraros en su historia y concocerla por vosotros mismos. Porque es un personaje que no dejará a nadie indiferente… El título de esta novela hace honor a lo que este personaje es. GRANDE

La novela se puede describir en tres palabras: historia de amor envenenada. Sí. Porque vemos como el amor puede ser destruido por el dinero, el afán de ser importante en la sociedad de esa época, el materialismo… Una historia preciosa que debe de ser leída. 

Y en cuanto cine… recomiendo la versión de 1974, con Roberd Reford y Mia Farrow, y con guión del siempre brillante Francis Ford Coppola.


Valoración personal: 5/5



5 comentarios :

  1. Hola cielo no conocia el libro pero por su reseña el libro parece ser muy bueno. besos y gracias por la reseña

    ResponderEliminar
  2. Mmmh... las novelas de este estilo no suelen llamarme la atención, pero después de leer tu reseña, no puedo negar que "El Gran Gatsby" hace que me pique la curiosidad. Habrá que echarle un vistazo... eso de reflejar los años 20 (y lo que ello conlleva...) debe estar bien.

    Tomo nota de lo que dices sobre la película, jejeje... prevenido estoy ^^

    ¡Un abrazo! :D

    ResponderEliminar
  3. El libro no está entre mis favoritos. Que sea un clásico no lo convierte en un libro que me agrade.

    Un pequeño detalle: la película no está dirigida por Coppola, sino por Jack Clayton.

    http://www.filmaffinity.com/es/film829350.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por avisar, no me había dado cuenta de la errata, quería poner que el guionista era Coppola. Y por supuesto que el hecho de ser un clásico no hace a los libros buenos o malos, hay que leerlos y opinar, a mí me ha encantado, sin importar si es un clásico o no. Que parece que cuando lees un libro así es obligatorio que te guste, y eso no es así para nada. Un saludo.

      Eliminar
  4. Tienes razón. El libro es un clásico, pero no por eso tiene que ser bueno. Yo conozco gente a la que le ha encantado; y otra a la que no le ha gustado para nada.

    ResponderEliminar