Farenheit 451

Bueno, este libro forma parte de uno de mis retos. En este caso, 12 meses-12 libros. Y aquí está el libro del mes de mayo. Un libro que llevaba muchísimo tiempo queriendo leer, pero por falta de tiempo, o pereza, o como queráis llamarlo nunca hice. Hasta este momento. Así que ALLÁ VAMOS. 


Guy Montag es un bombero y el trabajo de un bombero es quemar libros, que están prohibidos porque son causa de discordia y sufrimiento. El Sabueso Mecánico del Departamento de Incendios, armado con una letal inyección hipodérmica, escoltado por helicópteros, está preparado para rastrear a los disidentes que aún conservan y leen libros. La visión de Bradbury es asombrosamente profética: pantallas de televisión que ocupan paredes y exhiben folletines interactivos; avenidas donde los coches corren a 150 kilómetros por hora persiguiendo a peatones; una población que no escucha otra cosa que una insípida corriente de música y noticias transmitidas por unos diminutos auriculares insertados en las orejas.



Parece que este año me he propuesto leer las novelas distópicas por excelencia. Ya sólo me falta un mundo feliz para sumirme en un estado de indignación permanente cuando veo que tantas y tantas cosas que pasan en estos libros y que son absolutamente denigrantes pasan en el mundo real o pueden llegar a pasar, porque somos cerebros absolutamente planos consumidos y manipulados por los medios de comunicación y la maldita caja tonta. Somos amebas totales, y eso me cabrea cada día más. 

Para empezar, para mí esta novela es terrorífica. Yo no concibo un mundo sin libros. Sin libros que nos ayuden a pensar por nosotros mismos, sin libros que nos permitan evadirnos de la sociedad en la que vivimos, sin libros para soñar, llorar, amar, disfrutar y crecer. Para mí sería absolutamente horrible. No duraría mucho en un mundo así, mucho menos que en un mundo de zombies (y mira que a mi me harían zombie a los 5 minutos, porque soy la cosa más pava que hay). Pero sigamos, que entra en juego mi (pequeña) vena friki y me pierdo. 

--"(...) Los libros sólo eran un tipo de receptáculo donde almacenábamos una serie de cosas que temíamos olvidar. No hay nada mágico en ellos. La magia sólo está en lo que dicen los libros, en cómo unían los diversos aspectos del Universo hasta formar un conjunto para nosotros (...)."


Ray Bardbury, nos introduce en un mundo en el que se han perdido todos los valores,  y en el que la sociedad ha sido arrastrada a esa idea de que tú vas a pensar lo que yo quiera que pienses (no hay más que ver la prensa de hoy en día para ver que no es algo irreal lo que se cuenta). 

El libro para mí tiene una interpretación clarísima: acatar lo que nos digan y quejarnos lo menos posible. Al igual que 1984 me ha parecido horrible al ver tantas cosas que se están produciendo. Al fin y al cabo, las estadísticas no indican que cada vez la gente lee menos, que la gente prefiere ver una película en vez de leer el libro? Que pasamos las horas muertas frente al televisor de casa, viendo la vida de los famosos de turnos en vez de estar viviendo las nuestras. Creo que desgraciadamente, este libro indica cada vez más (aunque obviamente no lleguemos al extremos de esta novela) el rumbo por el que la sociedad va. El cual no es muy bueno. Aunque yo hace ya mucho que perdí la fe en la humanidad. Y por tanto es sólo mi percepción. 

Leed esta novela, porque nos hace pensar. O mejor dicho. Leed. Leed todo lo que podáis. Porque los libros nos hacen pensar, y eso, nos hace libres.


Valoración personal: 5/5 

4 comentarios :

  1. Este libro lo leí en la enseñanza media. Me gustó mucho, concuerdo con que somos seres controlados por "los medios de comunicación y la maldita caja tonta" es una pena.
    Un mundo feliz también lo leí cuando iba a la escuela, recuerdo que me gustó, pero no me acuerdo mucho de la trama así que me he propuesto leerlo otra vez.
    Muuuchos Saludos :)

    ResponderEliminar
  2. Me parece un libro interesante y sobre todo lo de los "bomberos".
    Me gustan los libros que me hacen reflexionar sobre la sociedad actual.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Hola cielo muy interesante el libro me dio ganas de leerlo. besos

    ResponderEliminar
  4. Recuerdo que este libro me causo mucha impresión, creo que me lei 3 libros de una temática parecida en un escaso periodo de tiempo, lei 1984, un mundo feliz y este. Y quede muy impresionado por todos ellos.

    Cada uno presenta un futuro en el que algo ha salido claramente mal, la sociedad ha involucionado, y hemos acabado con alguna de las "libertades" básicas.(¿futuro distópico era la definición?)

    En 1984 acabamos con la libertad de pensamiento... muy duro ese libro.

    En un mundo feliz acabamos con la libertad de elección... más duro aun, este es el que más me traumó :D

    Y en farenheit 451 acabamos con la escritura... horrible pérdida...

    Recuerdo que tenia un concepto muy chulo, el de hombre libro :D me gustaba la idea mucho.

    Por cierto... como dato curioso que creo recordar se menciona en el libro, 451 grados farenheit, es la temperatura a la que arde el papel de un libro.

    ResponderEliminar