Memorias de una geisha

Ya era hora. Que ganas tenía de volver a mi blog. Pero es que como ha llegado el buen tiempo he estado muy deprimida y no tenía ganas de nada.Y hoy como ha vuelto la lluvia y el frío  soy la persona más feliz del mundo. Así que voy a aprovechar para hacer unas cuantas reseñas y tenerlas programadas porque sé que cuando vuelva el calor volveré a estar llorando por los rincones sin ganas de hacer nada. Me deprime muchísimo el "buen tiempo" Es algo psicológico, lo sé, pero bueno, estoy un poco loca y me gusta llevar la contraria.

Hoy voy a hablaros de Memorias de una geisha. Libro con el que cumplo mi objetivo de abril, y que llevaba una cantidad de años indecente queriendo leer. Y al fin lo he conseguido.



En esta maravillosa novela escuchamos las confesiones de Sayuri, una de las más hermosas geishas del Japón de entreguerras, un país en el que aún resonaban los ecos feudales y donde las tradiciones ancestrales empezaban a convivir con los modos occidentales. De la mano de Sayuri entraremos un mundo secreto dominando por las pasiones y sostenido por las apariencias, donde sensualidad y belleza no pueden separarse de la degradación y el sometimiento: un mundo en el que las jóvenes aspirantes a geishas son duramente adiestradas en el arte de la seducción, en el que su virginidad se venderá al mejor postor y donde tendrán que convencerse de que, para ellas, el amor no es más que un espejismo.



Hace mucho tiempo vi la película. Y me encantó. Y tengo que decir que la película es una adaptación muy buena del libro, como siempre hay cosas que cambian, pero es bastante fiel. Aunque el libro me gustó muchísimo más. El libro nos cuenta con más detalle la vida de las geishas. Conocemos sus secretos. Los secretos de las mujeres más bellas del mundo, los secretos de una cultura que aún a día de hoy sigue siendo muy misteriosa por la cantidad de enigmas que aún esconden. 

A través de Chiyo (o Sayuri) conocemos esta vida. Una vida dura, llena de rivalidades y obstáculos. Una vida en la que tiene que luchar para no quedarse en el olvido, en la calle. Pero ella esa vida la ve como un medio para conseguir su objetivo: el amor de su vida. Y todo lo que  hace en la vida lo hace para conseguir al hombre al que ama.

Sayuri nos cuenta lo duro de ser una geisha, es mucho más que entregarse a un hombre. Las geishas tienen que ser artistas, tienen que saber cómo hacer que un hombre se sienta completo en todos los aspectos de su vida y no sólo en el físico. Y eso lleva años de estudio. Años muy duros, en el que las envidias y los celos hacen que se pierdan amistades y otras cosas más importantes. Sayuri nos lo cuenta. Nos cuenta cómo es ese mundo, su mundo. Y os aseguro que es fascinante. 

Una historia sobre quiénes somos en la vida, y cómo decidimos afrontar los obstáculos que esta decida ponernos por el camino. Sobre ser nosotros mismos, y luchar por aquello que creemos importante. Porque si nos quitan nuestras creencias, nos lo quitan todo. 

Es una historia muy triste, pero muy tierna, narrada de una manera excepcional. No logras dejar el libro hasta que lo acabas. Absorbente. Imprescindible. 


Valoración personal: 4/5


8 comentarios :

  1. Es interesante, pero no es mi estilo de lectura. Ahora no estoy para cosas tristes.
    Que pases un buen día.

    ResponderEliminar
  2. a mi me encanto es muy buenaa!! yo tambien vi la peli primero xD

    ResponderEliminar
  3. hola mi niña no he visto la peli y ni leido el libro pero tengo ganas. besos

    ResponderEliminar
  4. La leí hace unos años y me gustó muchísimo, de hecho es uno de mis libros favoritos
    besos

    ResponderEliminar
  5. Es una de mis películas favoritas, y como me gusta tanto que no creo que lea el libro, aunque sea una buena adaptación no se si después acabará gustandome menos la película o el libro, prefiero dejarlo estar. Quizá en un futuro lejano me lo plantee.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Ahhhhh! Mi libro favorito! :D A mi una de las cosas por las que más me decanté para considerarlo uno de mis libros indispensables es como retrata la cultura japonesa (la cual me encanta) y también como te explica todo minuciosamente para poder entenderlo: desde el lápiz para pintarte la ceja a cómo hacer bien el nudo del obi :)

    ResponderEliminar
  7. Muy buena la novela y coincido en todo lo que dices. Ser geisha no es sólo entretener a los hombres; es mucho más que eso. Hoy día sigue habiendo geishas, pero no a la manera de Sayuri. Por suerte, todo evoluciona; incluso en Japón.

    Besos, Aliena

    ResponderEliminar
  8. La verdad que me encanto el libro, el cual leí antes que ver la película, y estoy contigo, es bastante fiel y tiene una estética preciosa.
    Ahora al leer tu reseña, me he dado cuanta que me apetece volver a leerlo.
    Gracias

    ResponderEliminar