William Shakespeare

Soy una persona que actúa total y absolutamente por impulsos. Estos impulsos muchas veces me han causado mas de un problema. Hay que pensar antes que actuar. Sí, la teoría me la sé, pero la práctica… cuando me da por hacer una cosa la hago al instante y ya luego pienso lo que hago… algún día espero cambiar esto de mi personalidad, porque de verdad lo odio, pero así soy. Sin embargo estos impulsos a veces traen cosas buenas. Y son los que me han llevado a una nueva experiencia lectora. 

La otra noche, a la 1 de la mañana decidí que ya era hora de dormir para poder afrontar el siguiente día, y después de dar vueltas en la cama durante un rato dije EH!! Me apetece leer a Shakespeare. Y sí, a las 2 de la mañana me puse a buscar algo, y afortunadamente, no tuve que buscar mucho, tengo mi kindle plagado de obras suyas. Empecé con Sueño de una noche de verano, para seguir con Hamlet, y dejar a medias Romeo y Julieta (pero es que esta ya me la se de memoria). Conclusión, me acosté a las 5 de la mañana… Soy lo peor del mundo. 



En una noche de verano, cuatro desdichados enamorados vagan por un bosque en las cercanías de la ciudad de Atenas. Ninguno de ellos se imagina que se encuentran en las tierras mágicas de Oberón, rey de los silfos, y de su orgullosa reina Titania. En el sitio pululan las hadas y los duendes. Uno de ellos, el desfachatado Puckc encanta a los personajes con una mágica flor roja. Así comienza un turbulento embrollo pleno de bromas y hechicerías…



Creo que esta era de las pocas obras que no me había leído de Shakespeare. Y como todas sus obras, me parece fascinante. La noche que lo leí no pude dormir, y no pude haber elegido mejor mi lectura. Una obra fresca, fantástica, divertida y romántica ¿Qué más podemos pedir? Aunque no es la mejor obra que Shakespeare tiene (para mi gusto) pero es muy divertida, con situaciones imposibles que nos sacarán más de una sonrisa. En la obra, quedan patentes los problemas propios de la época, como que obliguen a las mujeres a casarse con hombres a los que no aman. Lo bueno, es que desde el principio sabes el tono que tiene el libro, que estás ante una comedia y sabes por donde va a ir toda la acción.  Si queréis pasar un rato divertido, este es vuestro libro.

"El amor no mira con los ojos, sino con el alma" 


Y la otra obra que me leí fue Hamlet. La leí hace muchos (muchísimos) años, por lo que la tenía tan olvidada que para el caso es como sino la hubiera leído. Me la mandaron en el instituto y sólo recuero que no me gustó. Ainns! Si es que odiaba tanto que me obligaran a leer libros que por ese hecho estaba tan predispuesta a que no me gustaran que casi nunca me gustaban. 


Hamlet, probablemente compuesta entre 1599 y 1601, transcurre en Dinamarca y relata cómo el príncipe Hamlet lleva a cabo su venganza sobre su tío Claudio quien asesinase al padre de Hamlet, el rey, y ostenta la corona usurpada así como nupcias con Gertrudis, la madre de Hamlet. La obra se traza vívidamente alrededor de la locura (tanto real como fingida) y el transcurso del profundo dolor a la desmesurada ira. Además explora los temas de la traición, la venganza, el incesto y la corrupción moral.
 



La tragedia hecha teatro. Esa es la frase que se me ocurrió nada más terminar la novela. Una obra maestra. Personajes fascinantes, que nos envuelven en una historia en la que lo real y lo imaginario van de la mano, y con un final que (aunque es trágico) es de los más maravillosos que existen. 

Una obra recomendada para todo el mundo, aunque ya nos la hayamos leído, porque en cada lectura podemos descubrir nuevos matices que se nos habrán escapado. Una historia llena de amor, traiciones, muerte, ambiciones, poder, locura… Una historia que no pasa de moda, una historia que todos debemos leer. 

"Ser o no ser, esa es la cuestión"

"Con el cebo de la mentira se pesca una carpa de verdad"



Por último, quiero pedir perdón por la brevedad de las reseñas, pero como ya comuniqué en facebook, estoy pasando una temporada rara y entre unas cosas y otras apenas tengo tiempo para nada. Pero seguiré actualizando, eso no lo dudéis, y espero dentro de poco poder recuperar mi ritmo normal. Un beso a to@s!!



4 comentarios :

  1. Mente inquietas. Yo empece con una lectura en inglés de El gato negro de Edgar Allan Poe y he acabado haciendo 4 minireseñas de sus relatos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Yo soy igual de impulsiva que tu, y si eso trae muchos problemas. Yo tambien deberia de leer A shakespeare y desde hace tiempo que tengo unas ganas descontroladas de leer Romeo y Julieta, a ver si encuentro algo. Un besote,y espero que la mayoria de tus impulsos acaben asi de bien ^^

    ResponderEliminar
  3. quiero leer mas de este señor, solo he leido romeo y julieta *-* anotare esteee :P

    ResponderEliminar
  4. Oh, soy igual a ti, la mayoría de las cosas que hago/digo es por impulsos, no me detengo a pensar las cosas pero luego de hechas o dichas me pongo a analizar y me doy cuenta de ciertos errores. Yo esta semana que pasó me quedé todos los días hasta las 2 de la mañana leyendo :| aunque siento que no avancé nada jajaj no sé qué ocurre... En el verano leía más rápido :P
    Mmm las obras que nombraste no me llaman tanto la atención no así RyJ que es una historia maravillosa.

    Besitos :)

    ResponderEliminar