La Ciudad de las Bestias



Siempre me he considerado una persona con muy poca memoria. Porque muchas veces, cuando voy al cine a ver una película de un libro que he leído, no sé si lo que estoy viendo pasaba en el libro o no. Y ahora que hago reseñas de libros que me he leído a lo largo de los años, me doy cuenta de que eso no es del todo exacto. Es verdad que no recuerdo todos los sucesos que pasan en la novela, pero hay un par de cosas que recuerdo de todos los libros que leo (o casi todos). Las circunstancias que me llevaron a ese libro y los sentimientos y sensaciones que me produjo la novela en cuestión. Por eso casi siempre empiezo la reseña con una pequeña historia de cómo llegué a ella, porque ya que lo recuerdo, me gusta compartirla. Y así dejo constancia para mí misma, no vaya a ser que un día mi mente decida que necesita eliminar información para poder acordarse de futuras novelas, como me pasa (pasaba) con la universidad.


Bueno, esta es, la primera novela que leí de Isabel Allende. En verdad no es la primera, pero sí la primera que acabé. Mucho antes que la novela que nos ocupa, empecé La Casa de los espíritus. ¿Por qué? Porque con ese nombre pensé que era una novela de miedo, y no, debí haber hecho caso a mi madre cuando me dijo que estaba equivocada. Y lo abandoné. Porque no era lo que esperaba. Pero me gustó mucho el estilo de esa autora, y decidí buscar por casa para poder leer algo de ella que se aproximara mas a mi edad. Tenía uno 12 o 13 años, edad insuficiente para entender la maravillosa historia de La Casa de los Espíritus. Y encontré Paula, pero mi madre me aseguró que lo pasaría muy mal con esa novela, que era muy triste, y entonces me regaló La ciudad de las Bestias. Y así empezó mi relación con Isabel Allende. Autora que admiro, y cuyas historias siempre me transportan a un estado de tranquilidad, tristeza, armonía y (aunque suene contradictorio) alegría, de la que no soy capaz de escapar.


 

Alexander Cold es un muchacho americano de quince años que parte al Amazonas con su abuela Kate, periodista especializada en viajes. La expedición se interna en la selva en busca de una extraña bestia gigantesca. Junto con su compañera de viaje, Nadia Santos, y un centenario chamán indígena, Alex conocerá un mundo sorprendente y juntos vivirán una gran aventura.





No es el tipo de novela al que Isabel Allende nos tiene acostumbrados. Una historia que deja de lado la tristeza que caracteriza las obras que ya he comentado antes, para dar rienda a una gran aventura, que no podremos dejar ni llegados al final, pues la fantasía y la realidad se mezclan de tal forma, que muchas veces no logramos separarlas.


La novela además supone una clara denuncia a la situación del Amazonas, o eso me pareció recordar cuando lo leí allá con 13 años, porque fue una de las primeras novelas que me hizo darme cuenta de lo poco que puede llegar a valer una vida humana, por lo que tiene un trasfondo que vas mas allá que una simple novelas de aventuras. Porque la novela trata por encima el tema de la extracción de los recursos naturales, que hace que los autóctonos queden totalmente desplazados, muchos de ellos sin saber a donde ir, ya que sus tribus comenzaban a desaparecer. Y aquí fue donde empecé a darme cuenta, que para muchos hombre vale más el dinero que la vida humana. Y me sentí mal por pertenecer a la misma raza que esos hombres. A la raza humana. Y tengo que reconocer que desde entonces mi visión de la humanidad no ha hecho más que empeorar. Y esta es una de las novelas que me abrió los ojos hacia lo que somos los humanos, destructores sin piedad, buscando nuestro propio beneficio sin importar las consecuencias. 

Lo que más me gustó fue la relación entre los chicos, que es sumamente brillante, porque no es la típica relación a la que todos estamos acostumbrados a leer últimamente, es una relación de auténtica amistad; una relación de amistad verdadera, del temor a perder a ese amigo por el que lo darías todo. Y eso también es una historia de amor al fin y al cabo, aunque no del tipo que solemos leer.
Todos los que tengamos un amigo por el que haríamos cualquier cosa, le encantará la relación que Isabel establece para ellos, una amistad que durará para siempre, aunque ellos estén separados por muchos kilómetros.  

Además, nuestro protagonista comenzará su aventura siendo un niño, pero terminará, debido a las diferentes pruebas que debe de pasar a lo largo del libro, convertido en un hombre, y… ¿hay algo mejor que ser protagonistas de la evolución de este personaje?

Recuerdo que el final me dejó total  absolutamente defraudada. Termina sin terminar. Tiene un final muy abierto, y uno no espera que eso ocurra. Pero esto tiene una parte positiva. Al poco descubrí, que La Ciudad de las bestias es la primera parte de una trilogía. Me dije que los tendría que leer. Y 11 años después, aún no lo he hecho. Pero lo haré. Estoy segura.
Desde este libro, no he dejado de leer a Isabel Allende. Y aunque este sea un libro para niños…

¿Por qué no descansáis de vuestras obligaciones como adultos durante unas horas, y volvéis atrás en el tiempo para relajaros y disfrutar de un lugar en el cual nunca (probablemente) estaremos sino fuera gracias a esta gran aventura?


Valoración Personal: 4/5
 


7 comentarios :

  1. Hola! Me ha encantado tu reseña!! Yo también lo leí cuando era más pequeña, fue el primer libro de Isabel Allende que leí y desde entonces me enamoré perdidamente de su manera de escribir. Además como tu dices te abre los ojos en cuanto a la realidad, me gustó también que no hay que juzgar por las primeras impresiones porque los más buenos acaban siendo los peores y los peores resulta que al final no son tan malos. Es uno de mis libros preferidos actualmente. En cuanto al final, a mí me encantó, me gustó ese final abierto que da lugar a la esperanza y a la imaginación. Leí el segundo libro de la trilogía y no me gustó tanto como el primero, me lo esperaba de otra manera pero bueno aún así no estuvo mal del todo. Un beso!!

    ResponderEliminar
  2. Leí este libro hará un par de años como mucho y me sorprendió. Había leído bastante de Isabel Allende y el argumento de esta obra al igual que la forma en la que está narrada, me sorprendieron porque nunca pensaba que podría ser de la escritora chilena. Es un libro para chicos jóvenes, pero me gustó bastante. Lo que no sabía es que formaba parte de una trilogía...Tendré que buscar los otros dos para leerlos a ver que tal.
    Un besito!

    ResponderEliminar
  3. Woo, siendo chilena jamás había escuchado hablar de este libro y tiene su algo que me llama la atención pero a la vez no termina de "llenarme".
    Buscaré el libro y si lo encuentro fácil me lo quedaré jejee ;z

    Besos, excelente reseña. :DD

    PD: ¿cuántos años tienes?

    ResponderEliminar
  4. es un buen libro, pero no de mis predilectos de esa autora

    ResponderEliminar
  5. esta es una de las mejores sagas que me he leido y me encanta, pronto me la volvere a leer porque vuelvo a tenerle ganas *w*

    ResponderEliminar
  6. uuuy pues esta muy interesantee!! me llama mucho la atenciooon!! que onda que bueno que volvistee!! se te extrañabaaa♥

    ResponderEliminar
  7. Yo también leí este libro hace años cuando salió y recuerdo que me gustó, aunque no es el libro que más me ha gustado. También se que quería leer la segunda parte pero al final ha ido pasando el tiempo y ya ni me acuerdo de la historia :(

    ResponderEliminar