Crimen y Castigo

Bueno como muchos sabéis, formo parte del reto 12 meses, 12 libros. Este reto (lo que pasa que los descubrí una vez formaba ya parte de este mundo) fue uno de los motivos por los que me decidí a crear el blog. Y perdón por el retraso, pero el reto del mes de marzo fue Crimen y Castigo. Este libro me lo compré al empezar segundo de carrera y tres años después ahí seguía acumulando polvo en mis estanterías  Pero eso ha llegado a su fin y al fin pude disfrutar de la narrativa de uno de los grandes de la literatura, Fiódor Dostoyevski. 

Bueno, tengo que reconocer que me esperaba más de esta obra. Tenía demasiadas expectativas, las mismas que suelo tener cuando empiezo una novela de Tolstoi, con la diferencia que éste nunca me ha defraudado. No os confundáis  no quiero decir que no me haya gustado, ni mucho menos, pero se me ha hecho demasiado dificultosa su lectura. Aún así, cuando consigues superar ese abismo, te das cuenta de que es una obra magistral, que nos hace recapacitar sobre la conducta humana, sobre la justicia y el perdón. 



Profundo análisis psicológico de su protagonista, el joven estudiante Raskolnikov, cuya firme creencia en que los fines humanitarios justifican la maldad le conduce al asesinato de un usurero petersburgués. Pero, desde que comete el crimen, la culpabilidad será una pesadilla constante con la que el estudiante será incapaz de convivir. El estilo enfebrecido y compasivo de Dostoievski sigue con maestría única los recovecos de las contradictorias emociones del estudiante y refleja la lucha extrema que libra con su conciencia mientras deambula por las calles de San Petersburgo. Ya en prisión, Raskolnikov se da cuenta de que la felicidad no puede ser alcanzada siguiendo un plan establecido a priori por la razón: ha de ganarse con sufrimiento.


Podemos decir que Crimen y Castigo es una tesis sobre la psicología humana  sobre el bien y el mal, sobre lo que significa cometer actos negativos , un estudio sobre los caracteres humanos. Recrea de una manera sublime esa atmósfera de agobio del que nuestro protagonista se hace eco durante toda la novela, esa locura que se va adueñando de él y crece en cada página que leemos. La trama principal de la novela por tanto, es el declive que nuestro protagonista va teniendo, psicológicamente hablando, viendo cosas donde no las hay y creyendo que todo lo que le ocurre son complots organizados por otros.

El descenso a los más oscuros de los abismos. El descenso de la humanidad. Eso es lo que esta maravillosa novela nos intenta transmitir (y lo consigue). 

La obra está muy escrita, tanto que nos contagia el nerviosismo por el que pasa el personaje. Yo me ponía histérica ante la tranquilidad que tenía a veces para hacer las cosas, y sólo quería gritarle que se diera prisa, o incluso entrar a ayudarle para que  ese capítulo terminara de una vez y poder calmarme. Y eso sólo los grandes escritores lo consiguen. Sólo algunos son capaces de contagiarte los estados de ánimo del protagonista. 

A la hora de matar a alguien, ¿qué es peor?¿La condena impuesta por un juez?¿O el castigo impuesto por nosotros mismos, por nuestra propia mente? Una novela de lectura obligatoria, que nos hará pensar en la verdadera naturaleza de nuestra especie. 


Valoración personal:5/5


4 comentarios :

  1. Gracias por pasar por mi blog!
    Yo deberia ponerme a leer mas clasicos que los tengo olvidados... Aunque creo que este sera demasiado para empezar...

    Te sigo!

    ResponderEliminar
  2. muy buena entrada de una lo apunto haber que tal :D

    ResponderEliminar
  3. Voy a estar mirándolo... Gracias por la reseña :)!

    ResponderEliminar