Carrie


Siento tener esto tan abandonado, pero es que últimamente pierdo todo el tiempo del mundo con mis fotografías, he descubierto la magia del retoque, y puedo tirarme horas muertas haciendo verdaderas tonterías con las fotos. Entre eso y que por motivos personales tengo mi vida un tanto completa… no consigo encontrar tiempo para esto. Pero ya me he marcado un nuevo horario (todo cambio hace que nos tengamos que fijar nuevos horarios) y por supuesto he encontrado tiempo para mi pequeño riconcito virtual. 

Hoy después de mucho, he conseguido encontrar un hueco para ver futuros estrenos de cine y me he encontrado con un nuevo trailer de Carrie. Así pues, como estaba falta de ideas para hacer reseñas para el día de hoy, he decidido volver a Stephen King.


 

El escalofriante caso de una joven de apariencia insignificante que se transformó en un ser de poderes anormales, sembrando el terror en la ciudad. Con pulso mágico para mantener la tensión a lo largo de todo el libro, Stephen King narra la atormentada adolescencia de Carrie, y nos envuelve en una atmósfera sobrecogedora cuando la muchacha realiza una serie de descubrimientos hasta llegar al terrible momento de la venganza.



De todos los libros que he leído de este autor, este es sin lugar a dudas mi favorito. Tampoco es que haya leído mucho, la mayoría de sus libros los dejo a medias, exceptuando a Los ojos del dragón, La larga Marcha y este, los demás nunca he conseguido acabarlos.  Pero esta historia me atrapó desde el mismo principio. La novela va intercalando la historia de Carrie con artículos periodísticos en los que te cuenta lo ocurrido. Esa manera de contarnos la historia, aunque un poco caótica al principio  al final te atrapa. Y ahí me quedé, atrapada en una lectura que te envuelve en una historia terrorífica, viendo la evolución de nuestra protagonista, sin poder hacer nada para parar el horror que sabemos que va a ocurrir.  La película me la sé de memoria. Sabía todo lo que iría ocurriendo, y aún así la novela te atrapa de principio a fin. Hay que ser un narrador excepcional para conseguir atrapar a alguien de principio a fin, aún sabiendo todo el horror que esas páginas esconden.

El contra que le encuentro a la novela es, sin lugar a dudas, su extensión. Para mi gusto se hace demasiado corta, me hubiera gustado seguir disfrutando durante más páginas de ese mundo en el que Carrie vive atrapada, en ese mundo donde se subleva ante todos (su madre, sus “amigos”…) Disfrutando página tras página de esa evolución que Carrie va teniendo, y de su venganza ante todos los que alguna vez la han tratado mal, llegando al punto de humillarla.

Todos sufriremos por Carrie, querremos consolarla, ayudarla, darla ánimos y decirla que la etapa instituto pasará, que no se preocupe por los demás… y todos la apoyaremos cuando ella lleve a cabo su venganza. Yo al menos así viví la historia de Carrie. Pese a lo que hace Carrie, pese a su extrema venganza, aún así, creo, que es difícil odiarla. Yo no pude. ¿Cómo tener compasión por madre, o sus compañeros de instituto que no hacían más que ridiculizarla? Es difícil que nos den pena.

El miedo que nos envuelve en esta novela (creo que como en casi todas las obras de Stephen King) es más psicológico que otra cosa. Porque… ¿quién no se ha encontrado con las típicas personas que te humillan solo porque se aburren y necesitan distraerse?. ¿No salen en las noticias continuamente personas fanáticas que hacen cosas realmente horribles?. Padres frustrados  que echan la culpa de todos sus males a los hijos,  personas inestables que cometen locuras… King, exageró un poco todo este mundo caótico que nos rodea y lo escribió en la que para mí, hasta el momento, es la mejor de todas sus novelas. 


Valoración personal: 4/5


1 comentario :

  1. Leí y reseñe hace poco esta novela de S. King y me encanto. Me gusta como lleva la destrucción más allá de la muerte.
    Un saludo.

    ResponderEliminar